La danza puede ser un eje de transformación social: Irma Monterrubio

Irma Monterrubio, bailarina profesional independiente, creadora del proyecto ARS-TRIEB, se presentó en el CEART, siendo parte del Festival Internacional de Artes Escénicas.

Irma hizo saber que desde niña se dedica a la danza, inició como pasatiempo, no tenía planeado dedicarse a la danza desde niña, fue hasta que egresó de preparatoria, cuando ingresó a una escuela profesional de danza. Su objetivo en su etapa de formación era tratar de aprender lo que más pudiera de sus maestros de técnica, música, etc., en esta fase recibió muchas aportaciones de otras disciplinas como puede ser el teatro, la música; y, otros estudios del cuerpo como la anatomía. Pero trataba de tomar todos esos conocimientos para destacarse como estudiante y ser la mejor en la medida de sus posibilidades, ponerse retos en cada día, si se es disciplinado y se entrena diariamente, hay una serie de factores que se deben ir cumpliendo para tener éxito no sólo en la danza, también en otras actividades de la vida. Ella no tenía el objetivo de ser una buena bailarina, era ir logrando retos pequeños cada día; y, descubrir diariamente algo que le aportara.

La danza es una expresión de la cultura que puede ser el eje de la transformación social, su aportación al arte como bailarina es ser una activista visual, para poder concientizar y difundir la danza; y así llegar al público en general, fomentarla para la creación de nuevos públicos, salir de este mundo que actualmente se vive y acercar a las personas un poco más a la cultura.

En el 2012 participó en un reality show del canal 22, llamado «Opera Prima el Colectivo», fue algo muy importante, porque fue un acercamiento al mundo real de la danza; trabajando de un forma distinta  con coreógrafos nacionales e internacionales, lo cual fue un reto muy interesante para ella.

Irma Monterrubio señaló que hace falta difusión y fomento por parte de las instituciones para que se llegue a toda la sociedad, hace falta fortalecer los programas existentes para que puedan llegar a más personas de forma continua, Querétaro tiene un gran potencial para poder desarrollar y fortalecer los programas culturales.

A través de su danza y otras habilidades que pueda desarrollar mediante la danza contemporánea, tanto como interprete, coreógrafa y maestra, es una forma importante para empoderarse como mujer, Irma Monterrubio puede realizar varios proyectos, de los cuales, uno podría ser enfocado a trabajar en pro de cualquier tema que favorezca a la mujer.