Se debe subvertir por dentro y explotar por fuera cualquier noción recibida como canónica y segura: Mtra. Cristina Rivera Garza

La Mtra. Cristina Rivera Garza opinó sobre la forma en que ha contribuido a desarrollar en el lector una mayor capacidad crítica y analítica-sintética, desde su punto de vista como autor; toda vez que, según remarcó, la última palabra es tenida por los lectores. En relación a ello, mencionó haber hecho una serie de experimentos con el lenguaje, por la relevancia que posee cuestionarlo al hacer lo propio con las cosas, también resulta de gran importancia subvertir por dentro y explotar por fuera cualquier noción recibida como canónica y segura.

Desde las letras y cada elemento que entra en juego dentro de la escritura, ya sea; semiótica, sintaxis, puntuación, etc., son herramientas que se manejan con toda responsabilidad como escritores para invitar a otro tipo de percepción, ahí es cuando puede materializarse la contribución a formar una visión distinta. Las herramientas pueden tocar y transformar su aparato de percepción, puesto que; finalmente, escriben y leen con el cuerpo y afecta todo proceso de escritura y lectura a nivel corpóreo; se puede procurar una reflexión puntual  de nuestro entorno.

«Autobiografía del algodón» es un libro que ha trabajado por varios años, en relación a ello, acentuó que los 20 libros escritos hasta ahora fueron de suma utilidad para dar lugar a la obra citada al inicio; la cual, es una exploración del pasado migrante de abuelos paternos y maternos que como muchos desplazados de hoy, caminaron el territorito de México hacia el norte para poder hallar una mejor vida; y, encontraron la participación en un experimento muy significativo que se estableció en la frontera entre Texas y Tamaulipas con la producción del algodón. También es un seguimiento de abuelos maternos que cruzaron la frontera México-Estados Unidos desde una edad muy temprana y trabajaron allá, pero fueron devueltos a su país de origen; el cual, conocían, pese a carecer de una idea clara sobre éste, pudieron renacer su vida en los campos de algodón de Tamaulipas. En general, esta es una puesta en escena de la relación del pasado y presente de nuestras grandes tragedias que encaramos hoy: la guerra contra las mujeres y contra los migrantes. Asimismo, hay una mirada retrospectiva sobre esos sistemas que nos llevan continuamente hacia el presente.