“Entre más calladas nos quieran tener, más ruido van a escuchar”: Mtra. Joaquina Mertz

 

La Mtra. Joaquina Mertz puntualizó que ha destinado su vida a la música; toda vez que, considera dicho arte como la mejor manera de poder encontrarse, comunicarse idóneamente, y lograr que emerjan los sentimientos: enojo, desamor, alegría, etc., pero por encima de todo, el aspecto más importante a resaltar para la compositora, es ser completamente honesta haciendo música.
Comentó que siempre se ha considerado una estudiante interesada por la investigación, con el afán de abarcar la mayor cantidad de conocimientos que sea factible, y lograr sentirse más completa, sin embargo, se dijo cierta de que aún hay un cúmulo importante de conocimientos por descubrir.
Su faceta de investigadora es de suma relevancia, porque ya sea como hacedora de música o artista, le resulta fundamental reconocer a la gente que hizo presencia antes que ella; aunado a lo anterior, hizo resaltar la valía de conocer el origen de la música que canta y su porqué, principalmente la (música) relacionada a la comunidad afroamericana, siempre con el afán de rendir tributo y respeto.
Piensa que en la actualidad, dentro del territorio nacional se está brindando un correcto apoyo a la cultura; y, en particular a la música, existen diversos proyectos latinoamericanos independientes; incluso, cabe destacar en este punto, la trascendencia de los artistas afrodescendientes, quienes tienen un gran mérito; y, en general, Latinoamérica se ubica en un lugar de privilegio en este sentido; derivado de ello, estar a la vanguardia permite ejecutar modificaciones para bien, dentro de la industria.
Hizo notar que como artistas independientes, lo mejor que pueden hacer es evitar la confrontación al interior de la escena, y jamás menospreciar el arte que cada quien hace, por el contrario, ve imperante hacer que prevalezca la unión para conjeturar los propósitos trazados.
En relación a lo señalado, acentuó la notoriedad que ha tenido para ella, haber colaborado con grandes maestros, quienes son amigas y amigos suyos, no obstante, destacó el trabajo en conjunto con Totó la Momposina, por el bagaje de aprendizajes conseguido a raíz de tal acontecimiento, en específico, porque estaba peleada con la música en español, y erróneamente, se decía segura de no poder congeniar con este estilo, pero la artista colombiana le enseñó que la música latinoamericana posee el fin preponderante de unir. Realmente, compartir ideas con Totó la Momposina, y conocer el lugar tan entrañable del cual proviene, le motivó a cambiar de opinión, y al adquirir una percepción adecuada sobre la música en español, se dio a la tarea de empezar a crear con base en sus distintas nociones.

“Muchas veces la gene nos quiere encasillar, y decir que sólo se puede tocar un género, pero lo increíble de la música es que es universal, y lo que quiero compartir es la cultura riquísima de los distintos géneros musicales que hay en Latinoamérica; y, no dejar encasillarnos por la locación geográfica. Con la globalización se tiene la oportunidad de escuchar tantas cosas, y esto hace posible evitar el encasillamiento, para mí, es muy importante investigar diversos géneros y formar parte de una comunidad musical mucho más grande que sólo una cosa”.
Remarcó la importancia que tienen algunos de sus ídolos, porque se reinventaron de forma continua, por citar a manera de ejemplo: Prince, David Bowie y Fiona Apple, cabe destacar ciertos puntos sobre ellos, éstos radican en que cada era sonaba distinta, los discos eran diferentes; y, abordaban temas desemejantes. Además, se interesa porque la música no únicamente hable de amor y desamor, producto de ello, hace lo posible por abordar temáticas concernientes a la política; y, a otros aspectos en que cada artista cree.
“Creo en la igualdad, la equidad de género, en las mujeres en general, soy activista de la comunidad LGBT, y pienso que la música y el arte es con lo que más nos une”.
Tras las marchas suscitadas el “8M”, es evidente que merecemos un cambio como sociedad, ella fue partícipe en el recorrido efectuado en la Ciudad de México, en verdad, fue una de las actividades que más le han movido y generado impacto en su vida, afirmó de forma tajante que es imperante lograr la justicia por todas las mujeres que han sido asesinadas en nuestro país; y, nunca, en ningún momento, volver a vivir con miedo. Enfatizó sobre la impresión causada en su persona al ver tantas mujeres reunidas haciendo valer la hermandad, subrayó que ser rodeada por tal cantidad de compañeras, le quitó la inseguridad que en determinado instante sintió.
Señaló que actualmente, nos encontramos viviendo un momento muy raro en la historia de la humanidad, le entristece profundamente que la pandemia opaque los logros conseguidos el 8 de marzo, pero entre más calladas las quieran tener, más ruido van a escuchar, aseguró.
Para concluir, se mostró determinante al señalar que a veces da mucho miedo aceptar quien eres, las cosas que te gustan y te interesan, pero es más significativo aceptar y decidir por uno mismo, que ser complaciente y querer seguir la norma.