El teatro es un sueño porque uno puede ser quien quiere: Mtro. Erik de Luna

El Mtro. Erik Ricardo de Luna Genel, comentó que en sus inicios era un joven asombrado de lo qué se puede lograr con el teatro, el impacto personal y la intensidad con la cual se puede penetrar en la gente, el Mtro. Erik de Luna afirmó que el teatro es un sueño porque uno puede ser qien quiere; o bien, quien el director decide o pide, pero se debe lograr.

Además, en el teatro es triste o glorioso, alguien se puede mostrar como una persona muy inhumanda, grotezca, etc., pero se sabe que lo represntrado tiene un fin, se tiene una clara idea de dónde empieza y cómo acaba; en el presente, ha cambiado mucho la percepción del Mtr. Erik sobre lo que pretendía o quería antes; y, lo que pretende o quiere ahora, quizá en la actualidad, se divierte más que en antaño, pero también la responsabilidad se ha incrementado en gran medida, antes era sólo un actor; en cambio, hoy por hoy, escribe, hace el vestuario, produce, dirige, actúa y tiene que coordinar a mucha gente; aunado a ello, debe dar cuentass ante la Secretaría de Cultura; toda vez que, es quien le contrató y está pagando; además, SECULT funge como todo el estado de Querétaro, al ser la representante de la entidad en el ámbito cultural, derivado de ello, hay que cumplir ante toda la ciudadanía; y, el trabajo realizado tiene que satisfacer en su totalidad los requerimientos que la sociedad exige.

Seleccionó esta representación para  presentarla en la IV edición del Festival Internacional de Artes Escénicas, porque los poemas de Nezahualcóyotl reultan muy familiares para la gente; incluso, aunque es compicado ver el texto, en los billetes de cien pesos se muestra el poema de «Amo el canto del cenzontle». Se busca en esta puesta en escena, fomentar el interés por este tema; de hecho, hay muchos libros que tienen impresos los poemas del Rey Netzahualcóyolt, pero derrepente sólo se quedan en el libro, porque ultimamente la gente se ha apartado de las bibliotecas; anteriormente, se tenía uno que formar para que le prestaran un libro y extraerlo del lugar, hoy en día, resulta un triunfo que las personas asistan a una bibiloteca.

Para concluir, el Mtro. Erik de Luna, sugirió a nuestros lectores continuar con este hábito, invitó a la sociedad en su conjunto a que investiguen, y fue enfático al afirmar que el mensaje en general de la obra para jóvenes y niños, es que seamos un país de investigadores, que no se queden las investigacioens en el papel, y se difundan de manera amena, para que quienes vean la obra, analicen y cuestionen si lo propuesto en la representación es fidedigno o no; y, en base a ello, indaguen y conozcan de mejor forma.