Bucs derrotan a Jets y Antonio Brown se empeña en dar de qué hablar

¡Bucs fueron por dos y lo consiguieron! 28-24 con 15 segundos restantes, así fue la última jugada importante de este encuentro. Bucs en territorio de los Jets se apresuraron; y, Brady con Cyril Grayson dieron lugar al touchdown.

Lo anterior sucedió luego de la pausa de dos minutos. Después Brady y la ofensiva comenzaron desde su propio 7 con 2:12 por jugar.

Al inicio del último período Brady lo aireó en dos intentos seguidos, pero no consiguió ninguno de ellos. Los Bucs despejaron desde la 39 de los Jets, quienes comenzarán dentro de su propio 10.

La defensiva de Bucs mantuvo su parte del trato forzando un three and out. Una patada corta significa que la ofensiva de los Bucs estaba de regreso en el campo comenzando desde su propia 47.

Más tarde, los Bucs tuvieron un primero y 10 en el 26 de los Jets. Ke’Shawn Vaughn no obtuvo lo esperado y fueron 2da y 10.

El partido conservó la misma tónica prácticamente desde que inició, pero con 7:36 por disputar, ; sin embargo, la patada de Succop fue buena y el marcador ahora era de 24-20.

Los Jets absolutamente «ordeñaron» el reloj, quedaban poco más de tres minutos y los Bucs se tomaron un descanso.

Más tarde, los Jets se tomaron un tiempo muerto después de que inicialmente pareciera que iban a intentar algo, pero Wilson no llegó a la línea hasta que hubo 5 segundos en el reloj de juego.

Cabe hacer notar que; Antonio Brown, parece empeñarse en seguir dando de qué hablar en la NFL por sus actos de indisciplina. El receptor de los Bucs manifestó un comportamiento inadecuado durante el enfrentamiento contra los Jets y dejó las acciones en el tercer cuarto. Este hecho resultó sorpresivo para algunos; incluso, llegó a ser molesto para otros, por ejemplo, no fue del agrado de Tom Brady.

El WR se quitó la ropa para después no retornar al emparrillado; por tal razón, se piensa dentro del entorno que, el comportamiento mostrado hoy será uno de los últimos alborotos que genere este jugador como integrante de los Tampa Bay Buccaneers.

Tanto cámaras de fanáticos como de televisión captaron el momento del berrinche efectuado por Brown, luego de una confrontación con su compañero Mike Evans, quien habría buscado formas de tranquilizarlo, pero el revoltoso tomó la decisión de quitarse la equipación de juego y dejarla en la banca.

También se despojó de una de sus playeras y la arrojó hacia el respetable; seguidamente, saltó en zona de anotación, para luego dejar el campo y encaminarse rumbo a los vestidores.

Bruce Arians, dijo que el mal portado ya no es jugador de los Bucs