La Dirección General de Bibliotecas reconoce a Elizabeth Rangel, bibliotecaria con 56 años de servicio ininterrumpido 

 

  • Durante el Biblioencuentro semanal, se entregó, por primera vez, el reconocimiento María Teresa Chávez Campomanes 

La Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través de la Dirección General de Bibliotecas (DGB), entregó por primera vez el reconocimiento María Teresa Chávez Campomanes a Angélica Elizabeth Rangel, bibliotecaria del estado de Tamaulipas, por su destacada labor y 56 años de servicio ininterrumpido.

La homenajeada, Angélica Elizabeth Rangel ha trabajado ininterrumpidamente en la biblioteca municipal Jesús Quintana durante casi seis décadas, donde ha resguardado, reparado, rehabilitado y leído los libros. No solo sabe en qué estante se encuentra una obra, sino que recuerda títulos, autores y temas con la intención de hacer recomendaciones a sus usuarios. Por estas cualidades muchas personas vuelven buscando su guía y apoyo.

Debido a su experiencia, ha estado al frente de diversos cursos y talleres sobre técnicas de restauración de libros, así como de capacitación de personal. Además, ha sido apoyo de usuarios, compañeros y directores que han pasado por la biblioteca.

Durante su intervención Angélica mencionó que el trabajo en las bibliotecas no es personal, sino en equipo; habló sobre el comentario recurrente de los usuarios, quienes al visitar su biblioteca le dicen “¡Ay, todavía está aquí!, que gusto me da verla”; y se manifestó impaciente por regresar a sus labores al superar la actual emergencia sanitaria.

La encargada de despacho de la Dirección General de Bibliotecas, Claudia Izquierdo Vicuña, quien fungió como moderadora del Biblioencuentro, expresó su intención de replicar este reconocimiento año tras año para destacar el trabajo de las mujeres en las bibliotecas.

En la ceremonia, que se llevó a cabo como parte del Biblioencuentro semanal –conversatorio virtual a través del Facebook de la DGB- en el cual se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, se explicó que esta distinción lleva el nombre María Teresa Chávez Campomanes en honor a la segunda directora (primera mujer) de la Biblioteca de México, quien durante su gestión sentó las bases para que este recinto fuera una institución accesible a todos, sin privilegios, ni favores; y adoptó varias recomendaciones emitidas por la American Library Association, como lo son el préstamo de materiales a domicilio y las normas de catalogación.

En este diálogo virtual, también participaron Rosa Carolina Lozano, Esmeralda Foncerrada Cosío y Martha Favila Flores, coordinadoras estatales de bibliotecas en los estados de Baja California, Jalisco y Querétaro, respectivamente. Todas coincidieron en brindar una felicitación a Angélica por ser un ejemplo de cómo brindar amor y compartir conocimiento.

Las participantes subrayaron la importancia de las mujeres como origen y sostén de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas (RNBP). Se recordó que fue una mujer, Ana María Magaloni, quien estableció las bases de la RNBP. A inicios de la década de los años 80 en México solo existían 350 bibliotecas y fue Magaloni quien se dio a la tarea de gestionar la instalación de cerca de 5 mil 700 recintos bibliotecarios para cubrir a más del 80% de las poblaciones.

Actualmente, la RNBP atiende al 92.87% de los municipios del país con 7 mil 464 recintos, de los cuales el 70% tiene al frente a mujeres. Sin buscarlo, la Red se encuentra feminizada; en Querétaro, por ejemplo, se cuenta con menos de una decena de hombres responsables de bibliotecas.

Cabe recordar que los Biblioencuentros forman parte de las actividades de la estrategia “Contigo en la distancia” y tienen la intención de mantener un diálogo con el personal de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas. Se transmiten en vivo los martes de 11:00 a 13:00 horas por las redes oficiales de la DGB y se pueden ver diferidos en el canal de YouTube de la DGB.