“Hoy siento que mi compromiso con una mejor sociedad, desde cualquier trinchera no es una opción, es una obligación”: Martha Shelley

La Sra. Martha Shelley Lozano, hizo notar que antes de ejercer como Directora de Fundación Merced Querétaro, a pesar de ya haber poseído un importante compromiso social, no conocía a detalle el trabajo que muchas organizaciones de la sociedad civil llevan a cabo, y menos la cantidad de requisitos fiscales y legales necesarios para poder formar una, mantenerla activa, y tener el financiamiento necesario para desarrollar sus proyectos.
Antes de asumir el cargo referido con antelación (hace más de 10 años), tuvo la oportunidad de trabajar durante 11 años en diversos cargos dentro del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, tanto estatal como municipal; lo cual, le hizo factible conocer muchas de las necesidades que hay en nuestra entidad, y la trascendencia de la participación ciudadana activa en la solución de diferentes problemáticas sociales, o en el impulso de la de prevención de riesgos en diversas temáticas; pero, por encima de todo, en aquellas que nos ubican en situación de vulnerabilidad.
Hizo resaltar que aceptó fungir como Directora de la Fundación referida anteriormente, justo porque la vocación de Merced Querétaro, (como Fundación Comunitaria de Segundo Piso), es la de fortalecer el trabajo de las Organizaciones de la Sociedad Civil en todos los aspectos, Inicialmente la organización era muy pequeña y enfrentaba una notoria crisis económica y organizacional; ciertamente, fue un desafío de vital relevancia a encarar, no obstante, de la mano del Consejo Directivo, el escaso personal operativo que formaba parte, y de los aliados, quienes fueron creyendo en ellos, además del modelo de atención que fueron diseñando; hoy, se ha dado lugar a una organización fortalecida, cercana, y útil a la sociedad que tiene a bien representar.
Considera que el aporte más significativo producto de su trabajo a nuestra sociedad durante este lapso, ha sido la formación de un Consejo Directivo, conformado por personas honorables y un desinteresado compromiso por servir a su comunidad, un equipo operativo de primer nivel y sumamente comprometido; el cual, atiende cada una de las áreas que conforman su modelo de atención.
Aunado a lo anterior, remarcó la incidencia en políticas públicas, ya que colaborando, tanto con legisladores interesados por causas sensibles y marcos legales necesarios, como con diversas organizaciones inmersas en estos temas, se han dado pasos significativos en el reconocimiento de la Sociedad Civil como un actor indispensable en las estrategias de gobierno a todos los niveles, pese a que algunas de estas iniciativas han sido vetadas.
Afirmó que otros logros substanciales han sido: la creación de un área de Fortalecimiento Organizacional, que brinda acompañamiento y capacitación a más de 300 organizaciones en la entidad; además, la formación de redes temáticas; las cuales, tienen una impronta común que les permite multiplicar sus esfuerzos. También, consideró necesario precisar las ventajas de haber establecido un área de Inversión Social que facilita al donante (empresa, gobierno o iniciativa ciudadana) crear fondos para financiar proyectos de las OSC; y, de esta forma, hacer viable operar iniciativas ciudadanas. Asimismo, especificó sobre la valía de un modelo de atención en el área de Profesionalización, que ofrece acompañamiento a cada persona u organización que se acerca con la intención de prepararse a través de cursos, talleres y diplomados, ofrecidos en alianza con destacados organismos nacionales e internacionales.
En este punto, enfatizó sobre la manera en la cual, los donantes, siempre han confiado en la transparencia de su actuar; derivado de lo anterior, han incrementado significativamente la cantidad de aliados que les permiten aumentar las bolsas de recursos, para que las organizaciones pueden acceder mediante convocatorias abiertas.
Durante 19 años de trabajo de la Fundación, se han canalizado 73 millones de pesos a las organizaciones afiliadas; del mismo modo, su participación en iniciativas nacionales ha originado mejores condiciones para el desarrollo y fortalecimiento de la Sociedad Civil Organizada en México.
Pero, un aspecto fundamental, ha sido la regularización y sistematización de su principal fuente de ingresos: el Bazar Merced. “Y como la cereza del pastel, haber recibido recientemente en donación del municipio de Querétaro, un terreno que permitirá la construcción de un Centro de Atención a Organizaciones, donde puedan estar ubicadas las oficinas y consigamos ofrecer más áreas de capacitación e incubación que provoquen la formación de nuevas instituciones”.
Detalló que durante 2019 recibieron servicios o recursos 325 organizaciones queretanas y algunas del Bajío, generando un impacto directo en 327,785 beneficiarios (atendidos por dichas instituciones). Este proceso se ha efectuado mediante la apertura de convocatorias, y la selección es formalizada por comités integrados por expertos en cada área, ajenos al personal y al Consejo de la Fundación. El proceso da inicio cuando una organización aplica a las distintas temáticas que son de su interés; y, ha sido increíble ver la transformación lograda con cada peso aportado, tanto en financiamiento de proyectos como en capacitación especializada, porque se ha concretado de muy buena forma, la ampliación de sus capacidades de atención, y las maneras de satisfacer los requerimientos de sus beneficiados y sus familias.
A la par, se cuenta con indicadores para medir resultados o grados de avances obtenidos en los proyectos; de hecho, durante dos años se desarrolló una herramienta de medición de impacto, la cual ha sido compartida con las organizaciones afiliadas a fin de determinar una línea de base que permite evaluar con certeza, la eficacia de sus programas de intervención, y tomar las medidas convenientes. De igual manera, efectúan reportes para sus donantes y aliados, y cada organización que recibe de su parte, ya sea recursos o servicios, adquiere el compromiso de rendir cuentas sobre el desarrollo e implementación del mismo.
Al ver demasiado cerca el cierre de su ciclo como Directora de Merced Querétaro; Shelley Lozano, hizo resaltar la enorme satisfacción que le genera haber sido útil a la comunidad que pertenece, conformando equipos de trabajo tan valiosos, y dando lugar a alianzas extremadamente transcendentales. En relación a la persona que le sucederá en la dirección, de manera realmente sincera, le sugirió que aproveche al máximo todo su potencial; y, junto al Consejo Directivo, al equipo operativo y a los aliados, detone procesos de crecimiento que; hoy por hoy, ni siquiera son capaces de visualizar. Pero que por encima de todo, disfrute cada momento del maravillo reto que es dirigir Fundación Merced Querétaro.
Antes de despedirse, puntualizó que a sus 62 años, quiere tomarme un respiro, aunque se mantendrá atenta a nuevas formas de servir a su comunidad, siempre privilegiando a la familia y buscando espacios personales de desarrollo.
Para concluir, de manera textual citó lo escrito a continuación: “Vivimos todos los días una desigualdad de derechos y oportunidades para las mujeres en todos los sectores. Yo creo que la mayoría de las mujeres hemos sido víctimas de algún tipo de agresión por el simple hecho de ser mujeres. Quiero contribuir a una sociedad más justa y somos las mujeres y los hombres juntos, desde nuestras respectivas trincheras, quienes podemos visualizar la problemática y participar en programas de atención y prevención, para un futuro mejor para las mujeres en todas las edades”.