4 futbolistas del Virtus Verona de la Serie C italiana acusados de violar a una mujer

El fútbol italiano ha quedado cimbrado por una desastrosa noticia. Según han divulgado medios europeos, cinco jugadores del Club Virtus Verona, que milita en la Serie C del Calcio italiano, han sido acusas por abusar en grupo de una mujer de 20 años.

El suceso se habría producido antes de la contingencia sanitaria, en enero del año inmediato anterior, derivado de ello, la justicia italiana se encargará de decidir, aunque se ha hecho saber que tras la audiencia preliminar, ha sido establecida la apertura de un juicio con acusación de violencia sexual en manada. Al respecto, fue hecho saber que los futbolistas inmiscuidos tienen aproximadamente 20 años, conforme a versiones de la agraviada, quien denunció que la habrían obligado a consumir alcohol; y, en el momento que la joven empezó a perder el sentido, los agresores se turnaron para violentarla sexualmente y capturaron las imágenes en sus dispositivos móviles.

La ofendida vertió de declaraciones al periódico local; Corriere del Veneto: “No recuerdo cómo terminé en el dormitorio… Los 4 chicos a mi alrededor estaban desnudos de cintura para abajo. En ese momento pregunté: ‘¿Pero cuántos cuántos son’?’”. Asimismo, la joven comentó que antes de ser violada, tomó parte en un juego de cartas “alcohólico”, derivado de ello, ingirió 3 cervezas y 2 vasos de ginebra con limón; seguidamente, comenzó a sentirse cabizbaja y con menor lucidez.

Conforme a su relato, 4 futbolistas habrían cometido el abuso sexual mientras otro realizó las filmaciones. “No me sentía bien, pero después de un tiempo, cuando comencé a darme cuenta de lo que estaba pasando, les pedí que pararan, también porque estaba en un estado de total abandono, no pude resistir”.

Elisabetta Labate, Fiscal del caso, solicitó la imputación de los señalados al concluir la indagatoria sobre lo sucedido. La siguiente audiencia será un par de semanas y en esa oportunidad serán vistos los vídeos extraídos de los teléfonos celulares.

El Virtus Verona fundado en 1921, es el tercero con mayor relevancia en la ciudad, detrás del Chievo y el Hellas. En la temporada 2012-2013 comenzó su andar dentro del fútbol profesional italiano; y fue, 6 años más tarde, cuando ascendió de la Serie D a la C. Actualmente el equipo denominado «Rossoblù» (Rojiazules), se ubica en el lugar 12 del Grupo B con 45 puntos, y ha emitido un comunicado oficial a través de su sitio oficial: “Virtus Vecomp Verona cuenta con una historia centenaria de fútbol pero sobre todo de solidaridad, compromiso social y el máximo respeto por todos. Durante muchos años ha concentrado su actividad entre el deporte y la inclusión y siempre ha tenido, entre sus valores fundacionales, el respeto a los demás, sean quienes sean: hombre, mujer, blanco, negro, rico, pobre. Nuestra forma de vivir la inclusión tiene que ver con la vida cotidiana; con voluntad de cuidar a los demás, firmemente convencido de que todos tienen derecho a ser ayudados y respetados. Creemos que lo único que realmente importa es la humanidad, la sensibilidad y la honestidad. En los últimos cuarenta años Virtus Verona, además de escalar las cimas de los rankings, se ha ocupado de gitanos, drogadictos, prisioneros y refugiados… Respecto a lo informado por la prensa en estas horas, la Compañía Virtus Vecomp Verona se propone voluntariamente limitarse a enfatizar que se trata de un asunto de carácter privado, que tuvo lugar fuera del contexto deportivo y por el que la justicia sigue su curso. Virtusvecomp Verona, una vez que tuvo conocimiento de ello, mostró inmediatamente sensibilidad y atención, limitándose a lo estrictamente dentro de su competencia, depositando la máxima confianza en el Poder Judicial considerado el único capaz de juzgar… Para no alimentar el morbo y la charla respecto a las personas involucradas y sus respectivas familias, Virtus Vecomp Verona anuncia que, respecto al mismo asunto, no dará más declaraciones, ni a través de comunicados de prensa ni a través de entrevistas. Paralelamente, ya se han activado los órganos legales de confianza para proteger su imagen de empresa modelo, reconocida como tal a nivel local, nacional e internacional”.

Gabriele Gavina, presidente de la Lega Pro, categoría donde milita la escuadra veronesa, también mencionó al Corriere del Veneto acerca de lo ocurrid: “La supuesta historia de violencia sexual que tiene a cinco jugadores acusados y que involucraría a una joven me inquieta como gerente deportivo y como hombre de familia. Claramente la justicia debe seguir su curso, conviene salvaguardar el perfil procesal… Nunca quise escuchar esa noticia, como gerente, porque se cuestionan valores como el respeto a los demás, que profesamos incluso fuera de la cancha. Al mismo tiempo hay un aspecto humano, también pienso en las familias de la joven y los jugadores, sus amigos, el presidente de Virtus y el club. Pienso en el malestar y la angustia que están sintiendo”.