Se emite billete de lotería en celebración por el 40 Aniversario del Museo Nacional de Culturas Populares

  • La Secretaría de Cultura federal y la Lotería Nacional presentan el billete conmemorativo con la imagen del mural Tejedores de sueños, que se encuentra en uno de los patios de este recinto
  • Posterior a la ceremonia, se develó el resultado de la restauración del árbol de la vida, obra monumental elaborada hace 30 años por la familia de artesanos Soteno, de Metepec, Estado de México

En el marco del 40 aniversario del Museo Nacional de Culturas Populares, recinto que pertenece a la Dirección General de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas (DGCPIU) de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, la Lotería Nacional emitió un billete de lotería conmemorativo donde se encuentra plasmado el mural Tejedores de sueños, obra icónica del museo.

Esta tarde, durante la ceremonia de develación de este billete estuvieron presentes la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero; la directora general de la Lotería Nacional para la Asistencia Pública, Margarita González Saravia Calderón; el embajador de México en Rusia, Eduardo Villegas Megías; el director general de Culturas Populares, Indígenas y Urbanas, Jesús Antonio Rodríguez Aguirre; la directora del Museo Nacional de Culturas Populares, Yessica Morales Vega; uno de los dos autores del mural Tejedores de Sueños, Carlos Segovia (SEGO); y, en representación de la Dirección General de Memoria Histórica de México del Archivo General de la Nación, Donají Morales Pérez.

La titular de Cultura federal, Alejandra Frausto Guerrero, se congratuló por el festejo a este recinto que ha enaltecido a las culturas populares de México y expresó: “El que ese cachito de lotería esté por todo el país es una invitación a conocer este museo vivo. Es un lugar en donde quienes han resistido de manera heroica y ejemplar para preservar sus lenguas, su cultura alimentaria, la tradición artesanal, la tradición textil, toda esa riqueza cultural extraordinaria que tiene nuestro país. Esta siempre ha sido su casa y ahí es donde nos importa más que germine el beneficio de todo lo que hacemos como servidores públicos”.

Invitó a la población a visitar este recinto donde, además de las exposiciones programadas, este fin de semana se encuentra la feria artesanal “Lo bello y lo útil. Barro vidriado libre de plomo”, donde se podrá adquirir de forma directa, sin intermediarios, artesanías en cerámica y barro de 10 estados del país. “Nosotros siempre sostenemos, no al regateo, este es un tema de cultura, de respeto, y de reconocimiento a quienes han preservado estas técnicas durante tanto tiempo; el Museo de Culturas Populares lleva 40 años celebrando esa diversidad cultural”.

La presentación de este billete de lotería, cuyo Sorteo Zodiaco No. 1585 se llevará a cabo el próximo domingo 4 de septiembre de 2022, corrió a cargo de la directora de la Lotería Nacional, Margarita González Saravia, quien dijo que con el surgimiento de la institución, en 1771, nace la misión de la asistencia pública y, desde entonces, su apoyo ha ido enfocado en apoyar obras sociales y de infraestructura para el país, como el Museo Nacional de San Carlos, la Basílica de Guadalupe o el Castillo de Chapultepec, por dar a conocer algunos.

Por ello, expuso la importancia de promover en los motivos de los billetes celebraciones como el 40º Aniversario del Museo Nacional de Culturas Populares, donde se muestra la excelente obra mural Tejedores de Sueños de los artistas Edgar Flores (Saner) y Carlos Segovia (Sego) y que la emisión de 2 millones 400 mil cachitos, que ya recorre todo el país, apoyará los programas sociales del Gobierno de México, enfatizando el lema de la entidad: Si juegas, gana México.

Uno de los invitados, el embajador de México en Rusia, Eduardo Villegas Megías, enmarcó que en todos los aspectos de la cultura popular se refleja la interrelación entre la raíz viva y lo que somos como mexicanos, de ahí la importancia de enaltecer un sitio que conlleva tal fin: «Esa íntima comunicación entre las artes más excelsas, de los pintores famosos de nuestro país, a su vez, tienen que ver con lo que en este momento podemos encontrar aquí, que está representado también en esas pinturas, pueden tomar cualquiera de los jarritos o botellas y encontrarán disciplina, entrega, mucha pasión y amor por lo que se está haciendo”, comentó.

El titular de la DGCPIU, Antonio Rodríguez Aguirre, externó el amor dedicado a las expresiones vivas que han crecido y se han tejido en este recinto durante décadas. Aseguró que estos saberes resguardados y transmitidos durante generaciones de manera práctica serán enaltecidos mediante este billete, el mural y árbol de la vida. Agradeció que la Lotería Nacional se sume a esta celebración: “Han sido los artífices de este festejo, porque este mural, representativo de un espacio vivo, estará en los ojos de los mexicanos a través de este billete”.

La directora del museo, Yessica Morales Vega, dio la bienvenida a las y los invitados y visitantes que han abrazado este museo “que ha sido un espacio libre para la expresión de la creatividad popular”. Que también, dijo, ha fungido como sede de intercambios culturales entre las comunidades de México y de otras fronteras que han presentado aquí su diversidad cultural.

Carlos Segovia “Sego”, uno de los artistas que realizaron el mural que se verá plasmado en el billete de lotería, explicó los elementos iconográficos de esta obra realizada en conjunto con Edgar Flores “Saner” hace 12 años y que será restaurada por ambos durante el mes de septiembre.

“Tejedores de sueños fue realizado en el 2010 como parte de las celebraciones por el Bicentenario de la Independencia de México. Representa a la familia como el pilar de la sociedad mexicana”, expuso el muralista y añadió que el hombre y la mujer que sostienen un edredón elaborado con pedazos de tela, aluden a la iconografía y simbología de diferentes regiones de México, al contacto con los animales y la naturaleza. Las máscaras simbolizan la ritualidad y la leyenda “Infinito México” refiere a la diversidad de las expresiones de la cultura popular.

Posterior a la presentación, se invitó a develar el resultado de la restauración del árbol de la vida 500 Años del Encuentro de Dos Mundos, pieza monumental de siete metros de altura elaborada en 1992 por la familia de artesanos Soteno, originaria de Metepec, Estado de México, y que se ubica en la entrada del museo.

En presencia de la familia de artesanos, representada por don José Alfonso Soteno, el primer creador, y su hijo Juan José Soteno, quien estuvo al frente de esta segunda restauración (la primera ocurrió en 1999), en el marco del 40 aniversario del recinto, mostró la renovación de esta pieza, que recupera su color y belleza original, y reconoce la maestría y el compromiso de las y los artesanos mexicanos.

Al respecto, don José Alfonso Soteno, creador de esta pieza, se mostró conmovido por esta invitación: “para mi es una gran satisfacción que a este árbol se le haya dado nuevamente vida.. Hace 40 años, cuando se abrió este museo fui invitado a exponer aquí y nunca pensé que la vida me iba a dar esta gran oportunidad de que me encomendaran hacer un árbol semejante. Quise plasmar en este árbol lo que es el maíz y lo que me habían encomendado, que era el encuentro de dos mundos”, y agregó: “Todo lo que soy se lo debo a una gran artesana, mi madre Modesta Fernández, quien me dejó y a mí y a Metepec un gran legado”.

En su oportunidad, la secretaría de Cultura, Alejandra Frausto Guerrero, recordó que esta pieza es un símbolo del museo, por lo que resultaba fundamental que se le diera mantenimiento en este aniversario: “Para nosotros era importantísimo que este símbolo recuperara su vitalidad; es un árbol de la vida, y nuestras culturas, todas ellas, las culturas prehispánicas se distinguen por extraordinarios artistas en el barro…  estas culturas están vivas y eso es lo más importante, que se vivan con enorme dignidad, con gozo y con reconocimiento como parte de la extraordinaria riqueza que hace que México sea una potencia cultural en el mundo”.

Este árbol de la vida, pieza multicolor de barro, muestra a diversos personajes que intervinieron en los periodos conocidos como la Conquista de México y el Descubrimiento de América. Los pueblos indígenas y campesinos de México, personajes que intervinieron en estos procesos históricos y la tercera raíz forman parte de los elementos representados en esta obra. El maíz ocupa un lugar central y en el follaje está moldeada la flora y la fauna de nuestro país.