Programa «Alas y Raíces» se desarrolla en Centro Comunitario de Paz de la Fundación México, Orgullo y Tradición.

 

María Teresa Gómez Saldaña, presidenta de la Fundación México, Orgullo y Tradición, dentro del Centro Comunitario de Paz (CECOP) «Las Fuentes», ubicado en San José el Alto, municipio de Querétaro, presentó al grupo «El Circo», con el firme objetivo de dar cabal cumplimiento a un acuerdo con la Secretaría de Cultura del Estado de Querétaro (SecultQro), para llevar a cabo en ese lugar una función perteneciente al programa de la Coordinación Nacional de Desarrollo Cultural Infantil (CNDCI); Alas y Raíces, de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México.

Al respecto, Arturo Arias, quien, además de liderar la agrupación citada previamente, da vida al payaso «Rufo», hizo notar que en la función desarrollada en «Las Fuentes», fue acompañado por Erik Murias, mejor conocido como el payaso «Yap», además de su «Macarena», también malabarista y artistas; y, Jessica Robles, staff y asistente, con algunas facetas artísticas que recién empieza a evolucionar. El creativo destacó que el arte y la cultura deben estar al alcance de todas y todos, por tal motivo, ingresaron a una convocatoria de «Alas y Raíces»; y,  pidieron a la SecultQro, que les condujera a un lugar idóneo para desplegar su arte, razón por la cual, llegaron a «Las Fuentes».

A través de las convocatorias federales que, «Alas y Raíces» abre cada año, asisten a lugares en condiciones de vulnerabilidad, con el afán de poder descentralizar el trabajo del artistas; y, buscan esos sitios donde muchas veces la cultura es prácticamente nula para poder colaborar a enriquecer el entorno.

Las expectativas de la función realizada ante las niñas y niños que integran el CECOP, radican en hacerles comprender su trabajo como una parte fundamental del entretenimiento; toda vez que, obtener una sonrisa constituye la ganancia esperada. En este punto, el Mtro. Arias, especificó que esta parte del entretenimiento no debe traer consigo de manera forzosa un mensaje, ya que, la risoterapia existe; y, resulta fundamental para sanar el alma, sobre todo en estos tiempos caracterizados por efectos de una pandemia que han dejado un mundo con tanta amargura y sedentarismo, por ahora, resta generar endorfina con la risa para hacer que resurja el mundo. Tampoco importa si las y los niños son pobres, en este punto, recordó una ocasión, cuando un niño le aseguró querer comer y no reír, derivado de lo anterior, «Rufo» se limitó a contestar que el también quería comer, pero en ese momento solo traía risas para convidar.

Por su parte; Erick Murias, dijo que los infantes hallarán la inspiración al ver su trabajo, ya que cuando ellos vieron alguna vez un acto de similares características, quisieron seguir creyendo en el arte como un forma que da brillo y luz a la vida, sobre todo, en un contexto tan gris como el que permea en tiempos actuales, sumergidos en violencia, feminicidios, hogares destruidos, etc., «lo que genera la semilla del arte es la motivación a cambiar la vida para buscar una razón de expresión», destacó el artista, quien mencionó que se afanarían en brindar un espectáculo bello y digno a las y los niños de la Fundación México, Orgullo y Tradición.

Para los menores que deseen incursionar en el tipo de arte como el que desplegaron en la función, el Mtro. Murias indicó que es necesario iniciarse en una educación basada en trabajo físico, ya se a danza, gimnasia, acrobacia, etc., y a la par, involucrarse en la música, son las disciplinas básicas para ingresar al camino circense, en donde encontrarán más áreas para tomar en consideración, como el malabarismo y la comedia, cualquier actividad artística relacionada al ámbito escénico, debe tener como tronco común la actividad física; incluso, el deporte.

Para concluir, el Mtro. Arturo Arias, dijo que siempre invitan a la gente abrirse a todas posibilidades artísticas, sugirió aprovechar que hay festivales gratuitos, pero también precisó que es vital hacer un hábito de ir al teatro y pagar, porque no solo se alimenta al cuerpo con alimento, también con arte.