No descansaremos hasta encontrarte, amado Marco Antonio: Ana Lucrecia Molina Theissen

Ana Lucrecia Molina Theissen, quien elaboró el capítulo titulado No descansaremos hasta encontrarte, amado Marco Antonio del libro Desaparición forzada en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Balance, impacto y desafíos

Al dar principio a su intervención agradeció tanto Instituto Interamericano de Derecho Humanos (IIDH) como al Instituto de Estudios Constitucionales de Querétaro (IECEQ),  lamentó que al presente sigue latente lo acontecido en el pasado, jamás será asunto olvidado para quienes aún se afanan por encontrar los restos de sus familiares, en su caso los restos de su hermano Marco Antonio.

En su escrito; Molina Theissen, hace notar que el terrible acontecimiento relacionado con Marco Antonio se desarrolló en su país (Guatemala), dentro de un contexto muy complicado que perduró por más 3 décadas, fueron años de persecución, aniquilamiento, y a toda costa quitar de en medio las voces incomodas para el poder, también aborda la problemática de la impunidad, sumamente ligada a la desaparición forzada, la elinicación de pistas, indicios, y verdades que puedan señalar la culpabilidad de los autores. Cabe señalar que la ofendida, aseguró que lastimosamente este sistema impune aún se mantiene, y es un severo problema para Guatemala, se evidencia actualmente en los viciados procesos de elecciones de altas cortes,

Aunado a lo anterior, acentuó la escasa voluntad estatal para cumplir la sentencia de la Corte Interamericana de 2004 sobre reparaciones, búsqueda de restos de su hermano y la creación de bancos genéticos al encontrar a los responsables que dañaron a su familia. De igual manera, describe el proceso prolongado que padecieron durante 20 años, entre la presentación de la demanda penal interna en 1998, hasta el 23 de mayo de 2018, momento en que culminó el proceso penal interno impulsado por una Fiscalía de Derechos Humanos muy comprometida con la búsqueda de justicia.