«Niñas y niños de la Fundación México, Orgullo y Tradición nos devuelven la fe en la humanidad»: Mtro. Marco Antonio Barboza Garcés

Fundación México, Orgullo y Tradición; y. su presidenta; María Teresa Gómez Saldaña, además de invitar al Mtro. Marco Antonio Barboza Garcés a la ciudad de Querétaro, con el firme objetivo de dar a conocer su obra fotográfica «Hombres de Mar», también fue conducido a «El Huizache», una zona descrita por el propio creativo, como seca, semidesértica; sí, pero colmada de árboles, los cuales, aparentemente marchitos, no daban lugar a dudas de la vida que había en ellos, además, abundaban cactus, rocas; y su muy característica, arena amarilla. Todos los elementos anteriormente citados, cobijados por un sol tan, pero tan, reluciente, como la sonrisa exhibida en el semblante de niñas y niños que tuvo la oportunidad de conocer.

Bajo esta tesitura, el artista hizo resaltar que ha elaborado redacciones, tan substanciales como extensas sobre su aventura vivida en México; pero, dijo sentirse imposibilitado de evitar que continúe su discurso en relación a este tema de suma relevancia para su trayectoria profesional. El Mtro. Barboza hizo notar que tal vez, un escenario con estos rasgos, parecería insuficiente para desarrollar idóneamente algún trabajo que reflejara colorido; pero, dejó que los infantes tomaran la iniciativa para emprender el ejercicio creativo, lo cual, sucedió, una vez que los menores apartaron la timidez e hicieron resaltar su confianza, tanto en sí mismos como en la experiencia de Marco Antonio.

Niñas y niños, ubicaron la cámara fotográfica; y, después de arrebatarla, exploraron el territorio, hicieron tomas de aspectos que consideraron adecuadas, descubrieron con mayor precisión su entorno cercano, y el maestro tuvo la gran posibilidad de aprovechar estéticamente la riqueza inmensa, sumergida dentro de un contexto, según parecía, conformado por escasos recursos naturales.

Proactivo, guio con esmero el plan infantil, niñas y niños recolectaron piedras. seguidamente, las pintaron con motivos alusivos al mar, pese a que no conocen de manera presencial esas masas de agua que bordean las costas. Finalmente, procedieron a intervenir los cuerpos de sus compañeros y compañeras, con materiales recogidos de su entorno natural.

Para concluir su discurso, intensificó el contento generado por el resultado obtenido, espera que quienes modelaron para él en esta ocasión, puedan ser ayudados por el sector público o privado para que, a la brevedad de lo posible, tengan la oportunidad de conocer el mar. Porque, niñas y niños de la Fundación México, Orgullo y Tradición, nos devuelven la fe en la humanidad. Aún resta mucho por hacer; y, para cumplir tal objetivo, hay demasiada gente de bien.

«Hombres de Mar» del Mtro. Marco Barboza, genera conciencia ecológica: Mtra. Adriana Mota Pérez