Mikhail Gorbachev, el último líder de la antigua Unión Soviética desde 1985 hasta 1991, murió a la edad de 91 años.

 

Gorbachov murió después de una larga enfermedad, informaron las agencias de noticias estatales rusas.
«Mikhail Sergeevich Gorbachev murió esta noche después de una enfermedad grave y prolongada», dijo el Hospital Clínico Central, según RIA Novosti el martes.
El hombre al que se atribuye la introducción de reformas políticas y económicas clave en la URSS y ayudar a poner fin a la Guerra Fría había tenido problemas de salud durante algún tiempo.
El presidente ruso Vladimir Putin expresó sus condolencias, dijo el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, a RIA Novosti.
Putin enviará un mensaje el miércoles a la familia y amigos de Gorbachov, agregó RIA Novosti.
Con su naturaleza extrovertida y carismática, Gorbachov rompió el molde de los líderes soviéticos que hasta entonces habían sido en su mayoría figuras remotas y gélidas. Casi desde el inicio de su liderazgo, luchó por reformas significativas, para que el sistema funcionara de manera más eficiente y democrática. De ahí las dos frases clave de la era de Gorbachov: «glasnost» (apertura) y «perestroika» (reestructuración).

“Empecé estas reformas y mi guía fue la libertad y la democracia, sin derramamiento de sangre. Para que el pueblo dejara de ser un rebaño dirigido por un pastor. Se convirtieran en ciudadanos”, dijo luego.