La muerte del ex jugador de la NFL Vincent Jackson se debió al «consumo crónico de alcohol», según su autopsia.

 

El informe del médico forense del condado de Hillsborough, Florida, publicado esta semana, muestra que la muerte de Jackson en febrero se consideró «natural» y la causa figuraba como «consumo crónico de alcohol».

Jackson, quien tenía 38 años cuando murió a principios de este año, jugó para los entonces San Diego Chargers y los Tampa Bay Buccaneers durante su carrera. Se descubrió que tenía CTE en etapa 2.
Fue encontrado muerto en una habitación de hotel en Brandon, Florida el 15 de febrero , sin signos aparentes de trauma, dijeron las autoridades en ese momento. Su familia había denunciado su desaparición menos de una semana antes.
«Vincent Jackson era un gigante brillante, disciplinado y gentil cuya vida comenzó a cambiar a mediados de los 30. Se deprimió, con pérdida progresiva de la memoria, dificultades para resolver problemas, paranoia y, finalmente, un aislamiento social extremo», dijo la Dra. Ann McKee. jefe de neuropatología del VA Boston Healthcare System y director del BU CTE Center y del VA-BU-CLF Brain Bank.
La CTE es una enfermedad cerebral degenerativa progresiva causada por un traumatismo craneoencefálico repetitivo, según la Concussion Legacy Foundation. El CTE en etapa 2, que solo se puede diagnosticar mediante una autopsia, se asocia con síntomas conductuales como agresión, impulsividad, depresión, ansiedad, paranoia, abuso de sustancias e ideación suicida, junto con síntomas cognitivos progresivos, según la fundación.

Con información de las periodistas Tina Burnside y Melissa Alonso; y, el periodista Homero de la Fuente.