La creatividad es pasión: Mtra. Pilar Reyes Forero

 

La Mtra. Pilar Reyes Forero, ingresó desde hace más de 20 años a laborar en Grupo Editorial Santillana Colombia, literalmente escaló posiciones desde abajo, puesto que, inició laborando en corrección. Años más tarde, el arduo esfuerzo rendiría frutos y se trasladaría a España, donde a la fecha, dirige el Grupo Editorial Alfaguara, además de ser la «jefa de jefas» en Penguin Random House, como la llamó Nubia Macías, moderadora del conversatorio que sostuvo junto a la Mtra. Silvia Sesé, dentro del Hay Festival.

Para dar inicio a su participación, la Mtra. Reyes Forero puntualizó que la edición no es un trabajo sino un oficio, para editores es una forma de vida, es difícil pensar en horarios porque es una manera de ver el mundo que ocupa todas las horas, cuando Reyes lee un periódico, piensa si puede llegar a ser un libro, cuando lee a alguien interesante en IG, piensa si eventualmente puede convertirse en un autor. Se apasionó por su actividad al ingresar en la editorial, ya no quiso salir, puesto que se trabaja con gente interesante y no hay fórmulas, en casi 30 años de laborar en la edición sigue aprendiendo, ahora siente que es más madura para encarar los retos, y se da cuenta que su actividad exige creatividad constante para comunicar, aunque es imposible acostumbrarse, el «modo avión» no compite en este mundo, el editor es un traductor entre el arte y los autores, son una bisagra entre este aspecto y lo comercial.

La experta en letras gustaba de los libros, no quería ser maestra ni investigadora cultural, quería hacer una carrera de literatura por el gusto de leer novelas, en Colombia no había especialización en una carrera editorial, pasó tiempo para que universidades abrieran esos espacios, pero ahora requieren aspectos más técnicos, aunque es magnifico que haya masters, ahí quienes dictan clases son editores coordinados con académicos, a la edición le pasa lo que al teatro, se aprende no se enseña, el escenario ideal es tener que trabajar con una figura, puede ser con Herralde. Hoy, hay cambios muy profundos en la edición, la pandemia ha acelerado procesos, es factible llegar a todo tipo de lectores, una editorial debe ser mixta en términos de género y edad a la hora de trabajar, la gente joven entiende muy bien el mundo digital, el negocio editorial, entre otros aspectos, es apasionante por lo inclusivo, y entre más miradas eclécticas haya, es mejor. Reyes Forero trajo al presente que, cuando empezó a ejercer el rol de editora, sólo tenía gusto por la lectura, pero  vio como lo implementó en la carrera profesional; y, tanto la lectura como el entusiasmo son básicos, además de la forma en como se contagian, ya que no sólo se replica el entusiasmo hacia otros, también la curiosidad enorme sobre el mundo y cómo reflejarla.

La Mtra. Pilar Reyes, para nada comparte el diagnóstico sobre que el trabajo de hormiga lo hacen las mujeres, en la editorial lleva 30 años e inició en Grupo Santillana en Polanco, trabaja en grupo Penguin dirigido por una mujer, quien dirige la editorial de Penguin también es una mujer, la edición es un mundo donde las mujeres se han sentado a la mesa con mucha voz y dirección. En este sentido, apuntó que, un aspecto básico consiste en la lectura de ficción es mayoritariamente femenina en toda América Latina, bajo esta tesitura, aseguró que tener poder en la industria editorial es contar con los números, y al mismo tiempo decidir cual libro se pública y cual no, ese es un poder ejercido en el mundo. Abundando en el tema, Reyes trajo a la memoria que, la Mtra. Silvia Sesé lidera el sello independiente más importante, y aunque hay muchos hombres encabezando pequeños grupos editoriales, también hay bastantes mujeres, y reiteró no haber sentido en ningún momento que su condición de mujer le haya ocasionado dificultades.

Para Reyes el 2020 es un mito en nuestras vidas, pero en un momento desestabilizador los libros han tenido un momento de crecimiento, en Estados Unidos e Inglaterra ha tenido un crecimiento adecuado el mercado de libros, en España se mantuvo el mercado pese a que no hubo ferias presenciales; entretanto, América Latina ha visto desarrollare óptimamente la venta de muchos libros, ya había puentes para llegar a los lectores, pero dentro de un contexto como el actual, se ha originado un momento profundamente estimulante para la edición y el mundo del libro. Es como si nos subiéramos en una máquina del tiempo y avanzáramos en hábitos de consumo, en cuanto a la forma de que la gente se entera sobre libros digitales, parece que será una tendencia que llegó y permanecerá. Para concluir, hizo notar que lo anterior ha incentivado la creación y echo que este ecosistema tan rico del mercado español se pueda mantener en el escenario actual, las librerías son lugares de agitación comercial y parte estructural del tejido cultural de una ciudad, no sólo son comercios, para un editor garantizan una diversidad del contenido que publica.