El teatro es la mejor forma de hacer visible lo que sucede en el mundo: Mtra. Ariana Candela Michel

Dentro de las actividades del IV Festival Internacional de Artes Escénicas, se presentó la obra «GANOU-GÀLA, LA TRAVESÍA»; en la cual, una de las artistas que integra el talento actoral, es la Mtra. Ariana Candela Michel, quien comentó que ella no decidió ingresar a la carrera teatral; por el contrario, el teatro la escogió, porque es una profesión que te encuentra, recordó que en prepa hacía teatro músical; y, la primera representación en la cual participó, fue el Rey León.

Continuó actuando y probando en el escenario, y una vez que vio que disfrutaba la actuación, pero sobretodo el realizar teatro, fue cuando decidió especializarse en este arte.

Hizo resaltar cuando fue partícipe de una obra, en la que los actores no utilizaban palabras; por el contrario, emplearon un idioma inventado, y la intención era comunicar con el cuerpo y con un lenguaje que se pudiese comprender sin importar el idioma que el espectador hablara, entonces la comunicación fue mucho más inmediata y primitiva, útil para invitar a los espectadores a involucrarse en la historia a partir de estar inmersos desde un lugar que no fuera lo inmediato, sino que hubiera la capacidad de reflexión y deducción de lo que estaban haciendo, partiendo del cuerpo y los sónidos de las «palabras» que eran inventadas.

Hizo resaltar que el lenguaje del cuerpo posee mayor reflexión que el de la palabra, ya que entre más literal sea, menos interesante se vuelve, debido a que se le da todo a quien observa, pero si se crea un espacio donde exista el silencio justo y el cuerpo, dando lugar a la reflexión y la interpretación, entonces se generará espectadores activos.

En relación a la obra que presentaron en el FIAEQ, mencionó que la representación habla de dos migraciones muy importantes, y trata sobre el ser humano, sin importar su lugar de origen, idioma y costumbres, lo relevante es concebir al ser humano como tal, y eso nos une, pero lo más substancial, es que al tratarse de una obra; en la cual, se habla en español, francés, inglés y dogón, versa de una manera muy especial al ser humano, al mundo, y a las migraciones, porque al final de todo, somos lo mismo.

Las emociones deben sentrilas los espectadores, mientras ella cuenta una historia y usa su cuerpo y voz, tiene muchos recursos para llegar al respetable; y, no únicamente mediante la emotividad, porque considera que la emotividad es una consecuencia de todas las herramientas señaladas con antelación, pero si un actor siente o no en escena, no debe importar para que la gente pueda conectarse con la obra, piensa que es más relevante que el público se involucre, a que ella como actriz se pierda en un regocijo emotivo que a nadie le transmita nada.

Ariana busca en el teatro un espacio para ser escuchada; y, encontrar discursos que le importen y sean pertinentes, que sea un lugar que le orignie un deber, no le gusta hacer obras con las cuales no se sienta comprometida con el discurso escénico, para ella, resulta de suma trascendencia creer en el discurso de la representación, no lo hace sólo por realizar teatro, porque es relevante que la gente también lo crea, los signficados que considera vitales para ella, se relacionan con lograr una mejor sociedad, que sea más creativa, reflexiva y conciente, capaz de tener espacios de mayor escucha; y, en ese sentido, considera que el teatro es la mejor forma de hacer visible lo que sucede en el mundo.

Para concluir, recomendó al público asistir a presentaciones de teatro, danza, circo, etc., casi todo es gratis o muy barato, sugirió buscar las carteleras y diversas cosas que hacer los fines de semana, no sólo es ir al cine.