Digitalización y flexibilidad, plus de las agencias de viajes 

  • El sector ha sido afectado por la pandemia y el crecimiento del mercado ilegal, ubica Liliana Ibarra, dueña de Vida Viajes y egresada de la Universidad Mondragón México. 
  • Hoy el mercado se concentra en viajes nacionales y estancias cortas. 

 

Querétaro a marzo 30 de 2021. – Tras cuatro meses de cancelaciones y reprogramaciones, las agencias de viajes que sobreviven a la pandemia de Covid-19, se han transformado en servicios digitales y flexibles para adecuarse a los altibajos del mercado, el corto plazo, el semáforo epidemiológico y el poder garantizar seguridad de sus clientes, describe Liliana Ibarra, quien desde hace tres años creó su empresa, Vida Viajes, en la capital queretana. 

“Sin duda, la pandemia ha sido el reto más grande del sector. Nadie imaginaba el impacto y la duración de esta enfermedad”, destaca la egresada de la carrera de Turismo por la Universidad Mondragón México. 

Ibarra comenta que estos últimos meses, toda la industria turística fue puesta a prueba, incluyendo a los operadores quienes tuvieron que respaldar a las agencias en el tema de la devolución de los pagos. 

Cuando inició su emprendimiento, las condiciones del mercado eran otras. En 2018, logró especializarse en el mercado de adultos mayores, quienes cuentan con más tiempo para viajar, por lo que podía crearles circuitos vacacionales de hasta 30 días. 

Hoy, asegura, lo recomendable es dejar en pausa el mercado exterior -ante la incertidumbre y nuevos requisitos internacionales-, para especializarse en los productos nacionales, con poco tiempo de reservación y de corta duración, como los paquetes de fin de semana. 

Además de asegurar la experiencia del viajero, a través de los servicios de asistencia para evitar riesgos por cancelación o reprogramación en vuelos, hospedajes, recorridos, etcétera.  

“Contratar un seguro de viajes es una de nuestras principales recomendaciones, para reducir la incertidumbre”, menciona Ibarra Bustamante. 

Los seguros de viajero se están colocando como uno de los valores agregados de las agencias de viajes. Junto con la garantía para las personas de contratar a empresas legalmente constituidas ante la Secretaría de Turismo y el Sistema de Administración Tributaria, y tener presencia física en la entidad. 

 

 

“El año pasado, varias empresas del sector en Querétaro estaban formando una asociación -que se perdió con la pandemia- para solicitar apoyo a las autoridades estatales y federales para desarrollar una campaña que advirtiera a los consumidores de los riesgos de contratar viajes en agencias informales”, recuerda. 

Petición que hoy es más relevante para cuidar a los clientes y al mercado ante la incertidumbre que se vive tanto por la contingencia, como por el crecimiento de los negocios ilegales en línea, destaca Liliana Ibarra. 

Al agregar que la digitalización y la flexibilidad, son otros de los principales factores que están cambiando al gremio.  

“Actualmente, ya se puede generar todo el proceso desde cotizaciones, reservaciones, pagos y hasta check in para aerolíneas y hoteles en línea, reduciendo el contacto de las personas al mínimo”, detalla. 

Además, las agencias tienen que estar informadas de los cambios semanales del semáforo epidemiológico, las restricciones de los lugares que se están promoviendo y tener la capacidad de hacer cambios para garantizar la seguridad y experiencia de los viajeros, argumenta. 

Sin olvidar, los aspectos esenciales de cualquier negocio como una buena administración, escuchar y ofrecer un buen trato a los clientes, concluye la empresaria.