Anyday Now, nuevo álbum de The Brooks

Llamada “el secreto mejor guardado del funk canadiense” por el periódico La Presse, THE
BROOKS son lidereados por el icónico músico de soul, Alan Prater. Nacido en Florida,
Estados Unidos, Prater fue parte de las giras mundiales de Michael Jackson de 1981 a 1985
como trompetista y trombonista, así como de otras leyendas como Al Green, The O’Jays o
Cameo.
La banda misma nació tras los muros del legendario Motown Museum gracias al bajista,
Alexandre Lapointe, quien ha trabajado al lado de artistas como Joel Campbell (director
musical de Tina Turner y Janet Jackson). A Prater y Lapointe se unieron Maxime Bellavance
(batería), Philippe Look (guitarra y voz), Daniel Thouin (teclados), Sébastien Grenier
(saxofón), Hichem Khalfa (trompeta francesa) y Philippe Beaudin (percusiones).
THE BROOKS es una banda que quiere propagar felicidad y funk a la vida de las personas, de
tal modo que no hay mejor momento que ahora para lanzar esta canción y ayudar a la gente a
quitarse la presión del confinamiento.
Se trata de un grupo de artistas que trabajan muy duro en un proyecto en el que el placer y la
total libertad artística son las únicas palabras clave. Después de ocho años de carrera, con un
EP y dos álbumes, han ganado muchos premios y nominaciones (GAMIQ, Independent Music
Awards, ADISQ, entre otros) y han construido una sólida reputación en la escena indie de
Quebec, Canadá.
¿Quiénes conforman The Brooks?
¡Primero tenemos al icónico Alan Prater! Nacido en Florida, Estados Unidos, este icónico
músico puede presumir de haber compartido escenario con los Jackson Five. Gracias a sus
incontables viajes y experiencia, se convirtió en miembro principal de la escena del jazz de
Montreal, Canadá. Se trata del miembro principal de la banda: si The Brooks fuera un equipo
deportivo, Alan Prater sería su capitán.
En la batería tienen a Maxime Bellavance, mitad del dúo Beat Market, cuyo groove sofisticado y
retrofuturista puede escucharse en muchos de los principales proyectos underground de
Canadá.
Philippe Look (Phil Lox) es el encargado de la guitarra y las voces. Su experiencia como
músico de sesión con múltiples bandas famosas durante los últimos 20 años le ha permitido
formar parte de distintos proyectos de rock, downtempo, trip hop y electrónicos, entre otros.
Como miembro fundador de The Brooks ha escrito muchas de las canciones de la banda.
El tecladista, Daniel Thouin es parte integral de la escena del jazz de Montreal, Canadá. Se
trata de un músico experto tanto en el piano acústico como en los sintetizadores que además
puede componer e improvisar con facilidad con sonidos orgánicos, así como con las últimas
tecnologías. Thouin posee una doble visión que le permite exaltar y liderar las producciones en
las que participa.
El compositor Sébastien Grenier es el encargado de maravillarnos con el saxofón. Gracias a su
amplio conocimiento teórico y a la experiencia que ha adquirido a lo largo de 20 años de
continuo entrenamiento por el mundo entero, se trata de un verdadero motor para la banda.
El trompetista frances, Hichem Khalfa, empezó a aprender su instrumento a los 7 años. Asistió
al conservatorio antes de entrenarse en la Haute École de Musique y en la Universidad McGill.
Ganó varios premios en el Rimouski International Jazz Festival y el premio Francois
Marcaurelle en el Montreal Off Festival. Sus exitosos proyectos de jazz le han permitido trabajar
como músicos de la talla de Blitz the Ambassador, Nomadic Massive, Rhonda Ross y
Kalmunity.
Philippe Beaudin puede ser considerado un apóstol de las percusiones afrolatinas, de las
cuales es maestro y practicante de gran pasión. Gracias a su participación en distintos
proyectos podemos ver su talento tanto en el escenario como en la pantalla.
La filosofía de The Brooks se basa en el arte su forma más pura y en la práctica del
perfeccionismo musical. Las decisiones que toman y la dirección que siguen están motivadas
mayormente por sensaciones instintivas. Así es como The Brooks recientemente ha cruzado
caminos con Underdog Records durante un viaje a Francia. Fue amor a primera vista por la
pasión que ambos proyectos comparten hacia el soul. Su química y concepción de la creación
les permite una libertad creativa total y absolutamente natural.