UNIÓN NACIONAL DE PADRES DE FAMILIA: #MARCANDORUTA ANTE INDIFERENCIA DEL GOBIERNO FEDERAL


– En el marco del 105 Congreso Nacional “Familia, camino hacia un mejor futuro de nuestra sociedad” la UNPF hace énfasis en los retos educativos de México.
-Llamado urgente a la participación social en la educación, es tarea de todos, no solo de funcionarios públicos y cuerpo docente.
– Con la presencia de dirigentes estatales, la UNPF le recuerda a la SEP la importancia del federalismo en las políticas públicas.
-Ante ataques sistemáticos contra la familia, se necesitan liderazgos que busquen la unidad y el diálogo.
Como lo ha hecho desde 1917, la institución más antigua de México dedicada al papel de los Padres de Familia en la Educación, está realizando su 105 Congreso Nacional, titulado en esta edición; “Familia, camino hacia un mejor futuro de nuestra sociedad”.
Los más 250 asistentes, han reflexionado acerca de la situación actual de la educación en México y la vinculación en temas como el impacto de la salud después de la crisis que originó el COVID 19, el riesgo de la supresión de la libertad de la expresión por parte de los legisladores federales y la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
También el dirigente nacional de la UNPF, el Ingeniero Arturo Solís, en compañía de dirigentes estatales de la UNPF 20 hicieron referencia al impacto económico que ha dejado la inflación en este 2022, el cambio cultural en temas como la digitalización y su influencia en las nuevas generaciones.

El congreso ha tenido la participación de conferencistas de primer nivel como la Dra. Patricia Ganem Alarcón, Presidenta de Grupo Loga, la periodista Julieta Lujambio y el dirigente del Frente Nacional por la Familia, el Mtro. Rodrigo Iván Cortés. El presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia Arturo Solís, recordó el papel histórico
de los padres de familia en la educación en México y como la actual administración federal no ha estado a la altura para resolver las problemáticas que provocó el COVID 19 como es la deserción escolar, la falta de convivencia en la comunidad educativa, el abandono en la infraestructura escolar, el desastre de la propuesta del nuevo modelo educativo entre otros problemas.
Se recordó que, en cuatro años de gobierno, se han tenido tres titulares de la Secretaria de Educación Pública, y diálogos intermitentes con la sociedad civil, preocupando ahora la falta de un diagnóstico de evaluación de alumnos y docentes, generando acciones confusas en donde no se ve una coordinación y sí un interés ideológico.
De una encuesta realizada por Suma por la Educación en 6 regiones del país (Tijuana, Monterrey Guadalajara, Querétaro, Tuxtla y Ciudad de México) en donde se levantaron 100 encuestas en cada una estas regiones a padres de familia y a maestros en donde se arrojó los siguientes resultados: 53% de los maestros sí ha escuchado hablar del nuevo marco curricular 2022.
Lo más mencionado o conocido del nuevo marco curricular es que desparecerán materias, grados escolares, calificaciones y libros de texto.
Son muchos los medios a través de los cuales los maestros se enteraron del nuevo marco curricular 2022. Los más mencionados fueron: director de su escuela (18%) y colegas (17%), internet (10%), redes sociales (9%), sindicato y asambleas (8% respectivamente), supervisor y TV (7% respectivamente), entre otros.
El 48% declara haber recibido información específica del nuevo marco curricular, y solo el 16% fue consultado al respecto.
Por su parte solo el 26% de los padres de familia declara haber escuchado hablar del nuevo marco curricular 2022.
Lo más mencionado o conocido del nuevo marco curricular es que desparecerán materias, las van a generalizar o juntar en fases para reducirlas.

También que se eliminarán grados escolares y que el aprendizaje se basará en la comunidad. El 37% de los maestros opina que el nuevo marco curricular 2022 es peor que el actual, mientras que el 26% dice que es mejor, un 28% igual y un 9% no sabe.
Sin embargo, ante pregunta expresa, la mitad de los maestros (50%) está en desacuerdo con el nuevo marco curricular 2022.
Las principales razones para estar en desacuerdo están relacionadas con una falta de conocimiento para las siguientes etapas educativas, por su inviabilidad o dificultad para implementarse y principalmente porque no tienen los conocimientos o no es el momento adecuado para incursionar en un nuevo modelo.
Por su parte el 34% de los padres de familia opina que el nuevo marco curricular 2022 es peor que el actual, el 18% dice que es mejor, un 37% igual y un 11% no sabe. Sin embargo, ante pregunta expresa, el 53% dijo estar en desacuerdo con él, un 38% de acuerdo, mientras que un 9% no sabe.
Las principales razones para estar en desacuerdo están relacionadas con que no van a aprender, que no es adecuado para su desarrollo y que no es el momento. Por su parte las razones para estar de acuerdo es nuevamente optimismo y percepción positiva ante el cambio.
Tanto maestros como padres de familia coinciden en que el nuevo marco curricular 2022 es más una ideología que una reforma educativa (63% y 62% respectivamente).
De igual manera que es más un pacto político que una verdadera reforma educativa (62% y 60%).
De manera general los padres están menos de acuerdo en que es efectivo para garantizar el desarrollo educativo de sus hijos o que tengan los conocimientos necesarios para ir a la universidad o tener un trabajo digno, así mismo adecuado dada la situación educativa o el nivel educativo de sus hijos actual.
Por último, se planteó que solo mediante nuevos liderazgos se podrá lograr un dialogo sano y responsable además de buscar una verdadera unidad nacional que acabe con las terribles separaciones que provoca la polarización.