Sólo registrarse causa júbilo. El grupo de 50 a 59, golpeado fuerte por COVID, ve más cerca la vacuna

Por responsabilidad, para no contagiar a nadie o para reducir síntomas y afectaciones si la enfermedad llega, los mexicanos de 50 a 59 años esperan con ansias su turno para inocularse en mayo

Con un poco de temor debido a las reacciones que han producido algunas vacunas, pero con la firme convicción que sólo la vacunación frenará los casos de contagios y muertes por COVID-19, los adultos de entre 50 a 59 años, uno de los grupos más afectados en esta pandemia, comenzaron a registrarse para recibir el antígeno durante mayo.

«Por responsabilidad social y para evitar que si te contagias la enfermedad se complique, sí voy a vacunarme», aseguró Elsa García Velázquez, maestra de Educación Media Superior y Superior en el Estado de México, quien ya se registró para recibir el antígeno.

«Evitas problemas de salud por la enfermedad en sí, pero también por las posibles secuelas».

Después de completar la inoculación, con al menos una dosis, de 11 millones 103 mil 825 adultos mayores de 60 años en dos mil 456 municipios del país, el Gobierno federal anunció este martes que comenzará la vacunación contra la COVID-19 de más de 9.1 millones de adultos de 50 a 59 años en la primera semana de mayo.

Aunque la meta inicial era vacunar a 15 millones de adultos mayores de 60 años para marzo, el retraso de las vacunas y el rechazo del fármaco de casi 30 por ciento de este grupo de edad modificaron las metas del Gobierno.

Ahora, en esta nueva etapa y basados en datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las autoridades estiman inocular a nueve millones 128 mil 769 adultos de 50 a 59 años.

«Tenemos la distribución estatal y estaremos usando la estrategia ya probada en adultos mayores con la Brigada Correcaminos, en una distribución proporcional a todas las entidades federativas, y priorizando municipios con base en la proveeduría, en las tasas de mortalidad.

Y por otro lado insistir en la necesidad de un avance concurrente y paralelo en municipios urbanos y rurales», explicó esta mañana Ruy López Ridaura, director general del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades.

México, que acumula más de 2.3 millones de casos y más de 216 mil muertes por COVID, es el tercer país con más decesos del mundo y fue uno de los primeros en iniciar la vacunación, el 24 de diciembre de 2020, aunque hasta ahora sólo ha aplicado 16.6 millones de dosis.

El primer grupo en recibir la vacuna fue el personal de salud de primera línea, luego le siguieron los adultos mayores de 60 años y maestros.

El grupo que toca vacunarse en mayo, de 50 a 59 años, es uno de los más afectados por la COVID-19, de acuerdo con los registros de la Secretaría de Salud (SSa).

En este sector han ocurrido -hasta el corte del 27 de abril- el 20.64 por ciento del total de muertes y el 16.97 por ciento de contagios en lo que va de la pandemia en México.

En cifras, un total de 395 mil 346 adultos de 50 a 59 años se han contagiado de COVID. De este total, 197 mil 559 fueron mujeres y 197 mil 787 hombres; mientras que 297 mil 117 se ubicaron como pacientes ambulatorios, es decir pudieron atenderse en casa, y 98 mil 229 se hospitalizaron.

Comparado con otros grupos de edad, los mexicanos de 50 a 59 años son el cuarto sector más afectado en cuanto al número de contagios, con un porcentaje de 16.97.

El primer lugar lo ocupan los adultos de 30 a 39 (21.37 por ciento), seguido de los de 40 a 49 (20.32 por ciento) y de 20 a 29 (17.44 por ciento).

En cuanto a las cifras de defunciones, los adultos de este rango de edad también padecieron pérdidas: un total de 44 mil 410 muertes, de las cuales, 15 mil 832 fueron mujeres y 28 mil 578 hombres hasta el corte del 27 de abril.

De este total, cuatro mil 221 personas enfrentaron su enfermedad entrando y saliendo del hospital hasta el día de su fallecimiento, y 40 mil 189 murieron hospitalizadas.

Este grupo de 50 a 59 años, que representa el 17 por ciento de la Población Económicamente Activa en México (Inegi 2020), fue el tercero más afectado en cuanto al número de muertos desde que llegó la pandemia a México (febrero 2020), con un porcentaje de 20.64.

El primer lugar lo ocupan los adultos de 60 a 69 años (27.96 por ciento), seguido de los de 70 a 79 (23 por ciento).

«SÍ QUIERO VACUNARME»

Hasta ahora, México ha recibido 22 millones 110 mil 885 dosis de vacunas de diversos fármacos, pero esta semana el país recibirá un total de cuatro millones de dosis, casi la mitad de la estadounidense Pfizer, y en mayo arribarán alrededor de 12 millones de unidades.

Con estas dosis y con la negociación del Canciller Marcelo Ebrard en Rusia para acelerar la entrega de la vacuna Sputnik V y que México envase la sustancia en plantas nacionales, el Gobierno prevé que la vacunación siga su planeación.

Pero mientras el Gobierno sigue su ruta diplomática para traer las vacunas, los mexicanos que ya se vacunaron y los que aún faltan confían cada vez más en la vacuna anticovid.

«Creo que sólo la vacuna va a ayudar a disminuir los casos de COVID en México», compartió en entrevista María Auxilio Morales Sandoval, maestra de secundaria de 59 años.

La profesora, quien entrará en la etapa de vacunación de mayo, reconoció que aunque teme vacunarse debido a los casos de trombosis que se han presentado con algunas vacunas, sí se vacunará porque está convencida de que es la única esperanza para reducir esta pandemia y porque ha observado una buena atención por parte del personal que aplica los antígenos.

«Me tocó llevar a vacunar a mi mamá, que tiene 90 años, y no hubo complicaciones cuando se le aplicó, y en cuanto al servicio me sorprendió porque fue muy rápido, hubo buena atención», recordó.

Una experiencia similar compartió la profesora Elsa García Velázquez: «Tenemos tres adultos mayores que ya les aplicaron la primera dosis de AstraZeneca y estamos a la espera de que nos indiquen la fecha de la segunda aplicación.

Vivimos en el municipio de Tecámac, en el Estado de México, y la experiencia fue muy grata. Se llevaron a cabo aplicaciones de la vacuna en el auto y eso disminuyó el riesgo de contagio al no estar en contacto con mucha gente.

El buen trato y organización de todo el personal les hizo salir contentos y tranquilos, esperando la fecha para la segunda dosis».

Armando Gallardo, un arquitecto de 52 años, también aseguró que la experiencia de sus familiares ya vacunados fue buena y no tuvieron secuelas.

Por esto, él es uno de los más de nueve millones de adultos que esperan recibir la vacuna en mayo.

«Sí me voy a vacunar, para no contagiarme y contagiar. Además de reducir síntomas y afectaciones», expresó.

Aunque el temor por recibir la vacuna anticovid sigue latente, la disposición de la población a vacunarse contra el coronavirus está aumentando en todo el mundo, según reveló una nueva encuesta del Imperial College de Londres publicada el pasado 5 de marzo.

Además, más de la mitad de las personas señala que se arrepentirían de no haberse puesto la vacuna si se les ofreciera.

En México, la 62 Encuesta Nacional Coronavirus de Consulta Mitofsky, realizada del 9 al 11 de abril, arrojó que el 76.4 por ciento de los mexicanos espera vacunarse o ya se les aplicó la vacuna, mientras que sólo el 13.3 por ciento dijo que no quiere hacerlo.

 

MS.