¿Se trata de un resfriado, gripe o Covid-19?

 

¿Tiene dolor de garganta, secreción nasal y dolores musculares? Podría ser un resfriado común, un caso de gripe o Covid-19.

La periodista Madeline Holcombe en un artículo de su autoría explica que, todas las enfermedades comparten síntomas similares, lo que a veces hace que sea difícil distinguir cuál es la que está afectando.

Las tasas de casos de COVID19 han aumentado a medida que la variante Ómicron se ha extendido, pero el número de hospitalizaciones parece mantenerse relativamente bajo. Para las personas vacunadas, la evidencia sugiere que la infección con esta variante parece menos probable que sea grave, dijo el epidemiólogo y ex director ejecutivo del Departamento de Salud de Detroit, Dr. Abdul El-Sayed.

«Lo importante que hay que recordar es que una vacuna es como dar una llamada de ‘estar atento’ a su sistema inmunológico. Por lo tanto, su capacidad para identificar, atacar y destruir virus es mucho mayor cada vez que tomamos otra dosis de la vacuna», agregó. Dijo El-Sayed. «Tiene sentido que los síntomas que experimentaría fueran más leves si se hubiera vacunado».
Sin embargo, eso no significa que las infecciones no deban tomarse en serio, agregó, especialmente cuando se considera el riesgo de abrumar los sistemas de atención médica.

«El hecho de que el riesgo individual de una enfermedad grave pueda ser menor no significa que, a nivel social, Ómicron no representa un riesgo real. Incluso, una pequeña proporción de un número relativamente grande puede ser un número relativamente grande».

Muchas infecciones por COVID19 pueden parecerse a un resfriado o una gripe. La mejor manera de saberlo es hacerse una prueba, dijo la Dra. Sarah Ash Combs, médica a cargo del Children’s National Hospital.

«A menos que me hagan una prueba, diría que es realmente difícil de distinguir en este momento. Necesitamos tratar los síntomas del resfriado prácticamente en el mismo cubo» que COVID19.

Qué síntomas buscar:

Los primeros signos de resfriado, gripe y COVID19 tienden a ser similares, dijo El-Sayed.

Tanto el COVID19 como la gripe a menudo causan síntomas como fiebre, fatiga, dolores corporales, dolor de garganta, dificultad para respirar y vómitos o diarrea, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Sin embargo, la infección por COVID19 se puede distinguir por el dolor de cabeza y la tos seca que a menudo la acompañan. La pérdida del gusto y el olfato, que ha sido la mayor señal de advertencia de una infección por COVID19, sigue siendo un síntoma posible, aunque ahora es menos frecuente con otras variantes, dijo El-Sayed.

«Para las personas que sienten un dolor de pecho grave, particularmente con una tos seca que ha empeorado, es entonces cuando realmente deben buscar atención médica», advirtió.

El factor más importante a considerar es la exposición.

«Si comienza a sentir alguno de estos síntomas, vale la pena preguntar: ¿Alguien con quien he entrado en contacto se ha infectado con COVID? También vale la pena aislarlo y realizar una prueba rápida», aconsejó.

Incluso si aún no siente síntomas, puede ser mejor tener cuidado si ha estado cerca de alguien que dio positivo en la prueba de Covid-19.

«Creo que vale la pena mantener una alta sospecha de que podría ser COVID considerando que tenemos la variante Ómicron extendiéndose como la pólvora», agregó El-Sayed.

En este punto, es más seguro tratar todos los síntomas del resfriado con cuidado, precisó Combs.

Cuándo hacer la prueba de COVID19:

A menudo es bueno abordar sus sospechas de COVID19 haciendo una prueba.

Si siente síntomas, ahora es el momento de hacerse una prueba, destacó El-Sayed.

Para quienes han estado expuestos pero no sienten síntomas, existe la posibilidad de que el virus no se haya desarrollado lo suficiente como para aparecer en una prueba rápida, explicó. En esos casos, es mejor esperar cinco días después de la exposición antes de realizar la prueba y permanecer alerta, según los CDC.

«El hecho de que obtenga una prueba negativa no significa necesariamente que no sea COVID. El mejor enfoque es probar y luego volver a probar en 12 a 24 horas, y si obtiene dos negativos, puede estar más seguro de que no es así», dijo El-Sayed.
Ya sea que se trate de COVID19 o del resfriado común, siempre ha sido una buena idea aislarse mientras se combate una enfermedad viral. Se ha vuelto aún más importante con el riesgo de propagación en aumento del COVID.