Presentan Secretaría de Gobernación e Inmujeres Proigualdad 2020-2024 

 

  • Por nuestras niñas y adolescentes, porque juntas lo vamos a construir, porque lo vamos a hacer realidad, expresa Olga Sánchez Cordero 
  • El programa es un compromiso del Gobierno de México y todas sus dependencias van a participar en su implementación, destaca presidenta del Inmujeres, Nadine Gasman Zylbermann 

 

En la presentación del Programa Nacional para la Igualdad entre Mujeres y Hombres (Proigualdad) 2020-2024, la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se comprometió a que la Secretaría a su cargo atenderá las acciones que lo integran, en particular, las 93 asignadas a la dependencia que encabeza. 

Junto a la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman Zylbermann, refrendó que seguirá trabajando con este sector de la población y con este organismo, a fin de implementar todas y cada una de las acciones plasmadas por las mujeres de este país, “por nuestras niñas, por nuestras adolescentes; porque juntas lo vamos a construir, porque juntas lo vamos a hacer realidad. Porque la transformación de México, sin lugar a dudas, es con las mujeres, para las mujeres y la igualdad no admite violencia”. 

«La igualdad de género es uno de los objetivos más importantes de la agenda política y social de la Cuarta Transformación y como gobierno se han centrado esfuerzos en alinear los propósitos nacionales de forma que consoliden a México como un Estado garante de la igualdad sustantiva y de los derechos de las mujeres», afirmó.  

 

Enfatizó que desde la Secretaría de Gobernación se implementó la estrategia del Grupo Interinstitucional de Estrategias contra las Violencias (GIEV), en el cual están prácticamente todas las secretarías de Estado y organismos autónomos constitucionales.  

«Hablamos de la prevención del embarazo de niñas de 10 a 14 años, el embarazo de adolescentes y también hablamos en muchas ocasiones de cómo podemos incidir en muchos temas para la igualdad y en contra de las violencias en estas mesas de coordinación municipales contra la violencia y el bienestar de las mujeres», abundó.  

Esas acciones -expresó- las hemos estructurado e insertado en este grupo de trabajo como uno de los esfuerzos para avanzar en la igualdad de las mujeres mexicanas, elemento que es fundamental en este plan de trabajo que es el Proigualdad 2020-2024.  

La secretaria Olga Sánchez Cordero resaltó que este programa involucra a la administración federal, pero también a los gobiernos de los estados y de los municipios, “se construyó con las voces y propuestas de mujeres de las 32 entidades federativas y con el compromiso de todas las secretarías y dependencias del Estado mexicano».  

Asimismo, se congratuló por saber que existen servidoras y servidores públicos comprometidos con los principios de igualdad, inclusión, honestidad y justicia, aspectos que –consideró– caracterizan este programa y a esta administración. Por ello, resaltó que corresponde ahora a todas las autoridades hacer suyas cada una de las 267 acciones plasmadas en el programa.   

Bajo esta premisa, la secretaria Olga Sánchez Cordero llamó a que los tres órdenes de gobierno hagan lo propio y hagan suyo este programa nacional, «que reconozcan sus líneas de acción, la hoja de ruta que desde el Inmujeres se pone a su disposición para avanzar sin titubeos en la agenda por la igualdad en los próximos años».  

Es nuestra responsabilidad como servidoras y servidores públicos -agregó-, pero también lo es de todas y todos los mexicanos, desde los hogares, desde cada una de las trincheras. Tenemos que promover la igualdad, pero también tenemos que prevenir y erradicar la discriminación en razón de género contra las mujeres, niñas, adolescentes y adultas mayores en este país. 

Por su parte, la presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), Nadine Gasman Zylbermann, destacó que el Proigualdad 2020-2024 es un programa especial que cruza las agendas de trabajo de todas las secretarías y entidades federales, “esto significa que todo el Gobierno de México se involucró en su diseño y, aún más importante, que todas las instancias van a participar en su implementación”. 

En este sentido, informó que en el marco del programa, el Inmujeres ha trabajado con las 19 secretarías de Estado, 49 entidades de la Administración Pública Federal (APF), y tres órganos constitucionalmente autónomos, así como con los poderes Legislativo y Judicial, con resultados concretos que se darán a conocer en los próximos días.  

En representación de la secretaria de Cultura del Gobierno de México, Alejandra Frausto Guerrero, participó la subsecretaria de Desarrollo Cultural, Marina Núñez Bespalova, quien afirmó que “en el proceso de construcción de una sociedad que aspira a la igualdad de género, la cultura juega un papel fundamental, ya que tiene la capacidad de provocar verdadera cohesión social; la cultura forma ambientes empáticos, con lo cual puede prevenir violencias, crear ambientes seguros, favorecer el desarrollo de corresponsabilidades en el trabajo de cuidados y crear modelos de economía creativa con perspectiva de género y profunda dimensión social”. 

Por ello, añadió que la Secretaría de Cultura del Gobierno de México ha tenido el firme compromiso de transitar hacia esos objetivos para que el acceso a los derechos culturales sea sin discriminación y con una base más igualitaria, donde el punto de partida entre mujeres y hombres sea el mismo, con acciones puntuales como la Guía Conceptual de programación cultural para que todas las producciones, programaciones y difusión de proyectos culturales que se impulsen tengan perspectiva de género. 

Así como la participación de creadoras y artistas mexicanas en la iniciativa Mujer Exporta MX, para que micro, pequeñas y medianas empresarias exporten sus productos a América del Norte, en el marco del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá. 

Por su parte, la representante de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) Mujeres en México, Belén Sanz Luque, reconoció que este programa ayudará a las niñas a que terminen de estudiar, que no se casen muy jóvenes o que se conviertan en madres antes de tiempo. 

“México cuenta con una política de Estado para lograr la igualdad entre las mujeres y los hombres, y reconocemos el importante esfuerzo que hay detrás de la construcción de esta política por parte del gobierno federal, el liderazgo del Inmujeres para poder contar con un ambicioso programa, con una mirada integral que sea capaz de responder a las demandas ciudadanas y a las necesidades de este sector de la población y desde luego garantizar su bienestar”. 

Aseguró que lograr la igualdad de género va desde otorgar presupuestos adecuados hasta el trabajo articulado. También expuso que ante los retos que representa la pandemia por COVID-19 en todos los ámbitos, no hay que volver a la situación actual, sino aprovechar para hacer una verdadera transformación en igualdad de derechos para hombres y mujeres. 

En tanto, una de las participantes de los espacios de consulta ciudadana ‘Voces de Mujeres. Foros centrales en la construcción del Proigualdad’, Ana Cristina Gaspar Santana, consideró que el programa cobra relevancia porque centra sus objetivos en ir cerrando la brecha de desigualdad de género, «tiene acciones muy estratégicas que abonan para alcanzar la igualdad, acciones en temas de cuidados, de economía, salud -incluida la sexual y reproductiva-, seguridad y participación política, y que tienen el potencial de transformar la vida de millones de mujeres».

Al remarcar la metodología participativa con la que fue creado en conjunto con la ciudadanía, expresó su confianza porque la correcta implementación abonará en ir resolviendo temas que afectan directamente a las mujeres. «Es crucial el compromiso de todas las instituciones participantes para que se implemente apropiadamente y se alcancen exitosamente sus resultados», finalizó.