Percusionistas de La Chávez estrenarán en video un arreglo de la segunda parte de La Consagración de la primavera 

  • Es una adaptación de más de cuatro minutos, que se estrenará el domingo 21 de marzo a las 12 horas, por el Facebook de la Secretaría de Cultura y del Sistema Nacional de Fomento Musical 

El domingo 21 de marzo, el Ensamble de percusiones de la Orquesta Escuela Carlos Chávez (OECCh) estrenará en video su interpretación de La Consagración de la primavera, de Igor Stravinsky, en una adaptación para esta familia instrumental hecha por el músico y arreglista Agustín Carmona para la segunda parte de esta obra.

La contemplación de la naturaleza, las voces de espíritus, el caos festivo y el desasosiego generados por el sacrificio de una doncella en las vísperas de una nueva estación del año, entre otros momentos prehistóricos, serán evocados en esta interpretación que se liberará al público a las 12 horas, por el Facebook de la Secretaría de Cultura del Gobierno de México y del Sistema Nacional de Fomento Musical (SNFM).

Esta producción forma parte de las actividades artístico-académicas que integrantes de La Chávez realizan en su proceso de formación musical durante la contingencia sanitaria, tiempo en el que los instrumentistas de las diferentes secciones han participado en la realización de más de 60 videos, que forman parte de la campaña “Contigo en la distancia”.

A decir del director del Ensamble de percusiones de La Chávez, Roberto Zerquera Castillo, el público podrá escuchar una colección de colores y voces de los instrumentos de percusiones que no suelen escucharse en los ensambles de esta especialidad, dado que estos llegan a estar integrados por máximo seis u ocho músicos. “En esta adaptación de Agustín Carmona se escucharán 14 voces de puras percusiones (dos glockenspiel, dos vibráfonos, un xilófono y cinco marimbas, dos timbales, un tam-tam y el bombo), en las que cada teclado representa una sección instrumental e incluso algunos solos; aparte, se van a grabar cuatro voces, las cuales corresponden a la sección de percusión dentro de la orquesta”.

Zerquera Castillo explica que para la grabación de este arreglo musical a la segunda parte de La Consagración de la primavera (concretamente al final, conocida como la Danza del Sacrificio), las y los jóvenes percusionistas estudiaron las partes correspondientes a las percusiones y también las de otros instrumentos, ya transportadas a esta adaptación, la cual tiene una duración cuatro minutos y medio.

Para conseguir el objetivo de lograr las 14 voces (instrumentales), cuatro de los 10 integrantes del ensamble estudiaron y grabaron cada uno, dos tracks distintos, el resto solo uno.

El también percusionista y miembro de la Orquesta Sinfónica del Instituto Politécnico Nacional reconoce el desafío de realizar una adaptación a una obra de tal envergadura, tanto en lo histórico como en lo musical.

“Este homenaje que hacemos a la obra de Stravinsky por llamarlo de alguna forma, tiene objetivos sin duda académicos –no hay que olvidar que los miembros del ensamble están en plena formación musical− más allá de la coincidencia con el calendario, La Consagración de la primavera es una obra que siempre se encuentra en las listas de obras a interpretar en cualquier audición, sobre todo para los percusionistas”.

Asimismo, subraya que la Danza del sacrificio (segunda parte de La Consagración de la primavera) se convierte en la sección más compleja de la obra debido a la métrica o las indicaciones de cambio de compás, que mudan incesantemente hasta crear un efecto de desorden o de caos, que hace más compleja su ejecución musical.

Sobre la producción de estos materiales audiovisuales en época de contingencia, Zerquera Castillo señala que sin duda han sido un desafío más para Jesús Armando Cervantes Luis, Katheryne Yarely Cruz Martínez, Rodrigo Jehú Espinosa Jacobo, Andrés Filippi Serrato, Nicolás Garrido Flores, Pablo Eduardo González García, Alejandro Fabián Guzmán Montejo, Diego Emmanuel Hernández Velázquez, Eduardo Hernández Rodríguez y Pedro Lechuga Gabino, ya que han tenido que sortear los avatares de estos tiempos, pero que sin duda también los ha enfrentado a otro de los quehaceres que un músico profesional debe realizar en algún momento, como es el aprender a grabar en un estudio.

Este modelo de Orquesta-escuela que se ha implementado en La Chávez desde el 2013, afirma el músico, induce a sus integrantes a desarrollar competencias básicas generales: solfeo, armonía y contrapunto; y sin duda las de ejecución instrumental: instrumento, música de cámara y orquesta.

En sentido, el Director del Ensamble de percusiones concluye que a un año de trabajar a distancia las y los jóvenes percusionistas se han enfrentado a los quehaceres dentro de un estudio de grabación, cómo es aprender a grabar, dónde colocar el micrófono, dónde ubicar su instrumento para manejar las sonoridades, qué tipo de baquetas utilizar, cómo regular el sonido, “estas grabaciones los están enfrentando a este tipo de experiencias y al metrónomo. Cada vez graban piezas más difíciles en menor tiempo; además de que, por intereses personales, más de tres se han interesado en cuestiones de edición de video”.

Fabián Guzmán Montejo y Diego Emmanuel Hernández Velázquez participaron en la edición de este video a estrenarse el próximo 21 de marzo, a las 12:00 horas, por los perfiles de Facebook de la Secretaría de Cultura y el Sistema Nacional de Fomento Musical y que posteriormente se podrá disfrutar desde la plataforma Contigo en la distancia https://contigoenladistancia.cultura.gob.mx/