MORENA impulsará propuesta de AMLO para desaparecer plurinominales… PT no apoyará en es asunto

El Diputado morenista agregó que bajo el principio de austeridad, la desaparición de los 200 diputados y 32 senadores de representación proporcional generaría grandes ahorros que podrían utilizarse en beneficio de la población.

La bancada del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara de Diputados respaldará y promoverán la aprobación de la reforma electoral que busca impulsar el Presidente Andrés Manuel López Obrador para eliminar los diputados y senadores plurinominales.

Fue el Diputado morenista Óscar Gutiérrez Camacho quien por medio de un comunicado de prensa dio a conocer que ya se empezó a trabajar el tema dentro de la legislación morenista.

En el documento, Gutiérrez recordó que en febrero presentó una iniciativa para reformar los artículos 52 y 55 de la Constitución -en los que se habla sobre los requisitos para formar parte de la Cámara baja y sobre cómo se integrará la misma-, así como para derogar el artículo 54 y eliminar los 200 escaños plurinominales en el Congreso, por considerar que no son necesarios para la vida democrática del país.

«Si bien en un principio las diputaciones plurinominales buscaron garantizar que las minorías contaran con voz y voto dentro de los procesos legislativos, la realidad hoy es otra; tenemos un exceso de legisladores quienes no son elegidos por el pueblo sino por las cúpulas de los partidos y bajo el principio de austeridad su desaparición generaría grandes ahorros que podrían utilizarse en beneficio de la población», suscribió el morenista.

El Diputado Gutiérrez insistió en que los plurinominales son una «falsa representación del pueblo», ya que en realidad éstos son designados por los partidos políticos y no mediante la elección de los ciudadanos a los que representan.

«Son 200 escaños legislativos que recaen en los intereses y compromisos u otras cuestiones de cada partido. Se trata de una supuesta representación popular en la que a veces las y los legisladores plurinominales no conocen con certeza y de primera mano, las necesidades de la población», precisó.

La mañana del 15 de junio, el Presidente López Obrador informó que presentará una reforma electoral para que exista una independencia real en las votaciones para que no domine el conservadurismo.

Sostuvo que es necesario que quienes coordinan los comicios sean «auténticos demócratas» y que no obedezcan a intereses creados.

«Una reforma electoral para que de verdad haya independencia en todo el proceso de las elecciones, que no domine el conservadurismo. […] Tenemos que buscar la forma de que quienes coordinen los procesos electorales sean gente de inobjetable honestidad, rectos, auténticos demócratas.

Se lo dije a los empresarios. ¿Qué es un demócrata? Es una gente que independientemente de su origen de clase o de su manera de pensar, actúa con rectitud», añadió y explicó que los actuales órganos electorales intervinieron en su momento para «evitar que llegara un populista a la Presidencia», promoviendo el fraude electoral.

Ahondó que la reforma electoral también legislará en los costos, pues «no es posible que se destinen 20 mil millones de pesos a las elecciones, para partidos, para el INE y el Tribunal».

El Presidente dijo que «el país no está para eso» y que de hecho, las elecciones en México son las más caras del mundo.

El Partido del Trabajo (PT), aliado de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), adelantó que rechazará las propuestas del Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la incorporación de la Guardia Nacional al Ejército y eliminación de los diputados plurinominales.

Gerardo Fernandez Noroña, vicecoordinador del PT en la Cámara de Diputados, dijo en conferencia de prensa que las iniciativas cantradicen la promesa de regresar a los militares a los cuarteles.

«En el tema de la Guardia Nacional es todavía más delicado, porque ahí hay un compromiso de regresar al Ejército a los cuarteles en marzo del 2024, y me parece que esta iniciativa entraría en contradicción con ese acuerdo que hicimos de cara a la nación y que el propio compañero Presidente nos lo pidió, entonces yo creo que ese es un tema que tenemos que discutir», expuso este miércoles.

Pese a estas excepciones, el dirigente del PT, Alberto Anaya, destacó que el partido continuará apoyando al Presidente López Obrador.

PROPUESTAS DE AMLO

El Jefe del Ejecutivo anunció el 15 de junio que planea que la Guardia Nacional sea parte del Ejército, eliminando la tenue pretensión de una fuerza controlada por civiles que se utilizó para obtener la aprobación de su creación hace dos años.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador disolvió la antigua Policía Federal poco después de asumir el cargo a finales de 2018, alegando que la fuerza era corrupta.

La sustituyó por la Guardia Nacional bajo el control nominal de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), de carácter civil.

La idea era que la guardia de 100 mil miembros podría permitir que los militares se retiraran gradualmente de las tareas de aplicación de la ley, pero la gran mayoría de los reclutas, los oficiales y el entrenamiento siempre provenían del Ejército, a menudo en calidad de préstamo.

López Obrador dijo el martes que planeaba proponer una enmienda constitucional para que la Guardia Nacional forme parte de la Secretaría de Defensa, a fin de garantizar que administraciones posteriores no recorten su presupuesto.

Ese mismo día, anunció que planea presentar al Congreso contempla un pendiente que durante años se ha prometido atender: la desaparición o reducción de los legisladores de representación proporcional.

«¿Para qué tantos diputados? ¿Por qué no nada más se quedan los de mayoría? ¿Por qué no se quitan los 200 plurinominales? Pero esto no sólo en la Cámara de Diputados, sino también en la de Senadores.

Vamos a reformar la Ley, la Constitución para que haya democracia plena», propuso el Presidente durante su conferencia de prensa matutina.

Los legisladores plurinominales, 200 diputados y 32 senadores, no son elegidos mediante votación directa, sino que llegan al Congreso a través del porcentaje de votos obtenidos por cada partido en una elección.

Para ellos, las fuerzas políticas elaboran una lista por circunscripciones, en la cual los primeros lugares de los principales partidos tienen asegurados su integración en las instancias legislativas.