Los Recursos Humanos en tiempo de crisis 

Por Cynthia Márquez Montero, profesora de la Universidad Mondragón México, especialista en Gestión de Personal y Recursos Humanos 

 

  • El trabajo a distancia se ha generalizado de manera rápida y ha llegado para quedarse en muchas empresas. 
  • Hoy los Recursos Humanos juegan, más que nunca, un papel central al interior de las organizaciones. 

     

Querétaro a abril 10 de 2021. – La era virtual es un fenómeno que sin duda se estaba aproximando cada vez más hacia el ámbito empresarial. Esta nueva modalidad de trabajo, estaba introduciéndose poco a poco bajo diferentes nombres: trabajo a distancia, teletrabajo, home office, trabajo en casa, entre otros.

La implementación de este cambio, se abordaba principalmente desde una relación costo-beneficio para las organizaciones hasta hace no mucho tiempo. Sin embargoa finales del 2019, este cambio se dio de manera general y drástica bajo el nombre de ¨pandemia Covid-19¨ donde el enfoque principal sería conservar la salud mundial.

La pandemia dio lugar a un confinamiento necesario de manera global, el cual puso y sigue poniendo a prueba a las organizaciones y su capacidad de reacción ante esta ¨nueva normalidad¨. El trabajo a distancia se ha generalizado de manera rápida y ha llegado para quedarse en muchas empresas ya sea en su modalidad a tiempo completo o en su modalidad mixta. Ahora, el trabajo presencial y a distancia deberán combinarse para continuar con las actividades del día a día.

Ante este fenómeno mundial sin precedentes, las organizaciones han tenido que dar muestra de una gran flexibilidad en sus políticas de gestión de los Recursos Humanos. Esto para hacer frente a las nuevas formas de organización del trabajo y a las exigencias de los protocolos de seguridad Covi-19, las cuales encuentran sus bases en los lineamientos técnicos de seguridad sanitaria provistos por las instituciones de salud.

La rapidez de esta crisis no ha dejado a los especialistas de Recursos Humanos trabajar de manera programada, sino de manera urgente y a marcha forzada para reaccionar ante los diferentes escenarios. Ha sido un trabajo arduo donde no han dejado de implementar y dar seguimiento a los nuevos protocolos, aunado a la gestión diaria del trabajo a distancia y del trabajo presencial en las empresas esenciales; no ha sido en lo absoluto un período de descanso.

Es importante resaltar que los esfuerzos de los especialistas en Recursos Humanos en este periodo, no consisten únicamente en rellenar documentos y elaborar manuales de contingencia, ya que uno de los principales retos ha sido buscar los medios que permitan mantener los lazos de pertenencia y compromiso con los diferentes equipos de trabajo.

En respuesta, la frecuencia de la comunicación de los líderes con los equipos de trabajo que se encuentran en la modalidad a distancia se incrementó para contraatacar el famoso distanciamiento. Algunas medidas como cámara encendida durante las reuniones se han implementado de manera obligatoria. Lo importante es recordar que en la situación actual debemos asegurar la continuidad de las relaciones humanas.

Otro rol principal de los especialistas en Recursos Humanos, en respuesta a la crisis sanitaria, ha sido mantener informados a los colaboradores de manera regular sobre las últimas medidas, que van a afectar a las organizaciones de trabajo y, evidentemente a cada uno de ellos. ¡Los Recursos Humanos juegan más que nunca un papel central al interior de las organizaciones! Esta crisis ha puesto un especial énfasis en la confianza que tienen los trabajadores hacia su compañía, y las comunicaciones realizadas al interior de ella con fines informativos, se han vuelto para muchas personas la principal fuente de información, por encima de los comunicados o conferencias gubernamentales.

Una de las partes más complicadas para el área de RRHH es el manejo de los tiempos, situación que se ha acentuado en gran medida en este confinamiento. Es particularmente difícil manejar una toma de decisión urgente por parte de los dirigentes de la organización, cuando los tiempos de los procesos y de la implementación son mucho más lentos, existe una presión considerable y un gran aumento de las cargas de trabajo para el área de Recursos Humanos cuando enfrentamos momentos de crisis.

Las expectativas de los dirigentes y de los colaboradores suelen contemplar tiempos muy cortos y el trabajo para cubrir estas expectativas es enorme. Evidentemente en esta pandemia debemos sumar que la necesidad de comprensión y adaptación hacia las nuevas regulaciones que no se conocían y de las que no se tenía experiencia han vuelto esta crisis, diferente de otras a las que solemos enfrentarnos cotidianamente, y ha tenido un impacto notable en el factor tiempo.

Afrontar esta nueva normalidad será un trabajo en equipo, los especialistas de Recursos Humanos trabajarán en todos los roles que les conciernen. Sin embargo, necesitan la colaboración de todos los departamentos para triunfar ante este gran reto. La unión, la empatía y la buena comunicación entre todos los equipos de trabajo, será fundamental para enfrentar este momento de reorganización y nos dejará un precedente importante para afrontar cualquier otro desafío que pudiera presentarse en el futuro.