La OMS lo dice, por fin: variante de India sí es muy preocupante

La variante del SARS-CoV-2 detectada por primera vez en la India ha sido motivo de especulación desde su aparición. Luego de señalar el mes pasado que dicha variante mostraba indicios de ser más contagiosa y resistente a algunas vacunas

La variante B.1.617 del SARS-CoV-2, identificada por primera vez en la India, ha sido clasificada como «variante de preocupación» por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Durante su sesión informativa del día de hoy, Maria Van Kerkhove, directora del Grupo de Trabajo de Investigación de Enfermedades Emergentes de la OMS, señaló que B.1.617, identificada en diciembre del año pasado y confirmada en marzo del presente año, ya es motivo de preocupación mundial, de tal forma que B.1.617 ahora pertenece al grupo en el que ya se consideran las variantes B.1.35 -sudafricana-, B.1.1.7 -de Reino Unido-, P.1 -brasileña- y B.1.43 -californiana-.

«La clasificamos como una variante de preocupación a nivel mundial», afirmó y dijo que «hay cierta información disponible que sugiere una mayor transmisibilidad».

¿QUÉ ES UNA VARIANTE DE PREOCUPACIÓN?

De acuerdo con la clasificación de variantes del SARS-CoV-2 de los Centros para el Control de Enfermedades Infecciosas (CDC) de Estados Unidos, las variantes se identifican de tres formas: de interés, de preocupación y de gran consecuencia.

Una variante de interés corresponde cuenta «con marcadores genéticos específicos a los que se ha asociado a cambios en la unión al receptor, una menor neutralización por los anticuerpos generados contra una infección anterior o la vacunación, una menor eficacia de los tratamientos, el posible impacto del diagnóstico, o el aumento pronosticado en la transmisibilidad o gravedad de la enfermedad», señala la página web de los CDC.

Una variante se puede considerar de preocupación cuando «existe evidencia de una mayor transmisibilidad, casos más graves de enfermedad, reducción significativa en la neutralización por los anticuerpos generados durante una infección anterior o la vacunación, menor efectividad de los tratamientos o las vacunas, o fallas de detección de diagnóstico».

Finalmente, una variante de gran consecuencia «muestra una clara evidencia de que las medidas de prevención o las medidas médicas paliativas (MCM, por sus siglas en inglés) han reducido significativamente la efectividad con respecto a las variantes que circularon previamente».

NIVEL DE ESTABILIZACIÓN DE CONTAGIOS, INACEPTABLE

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha avisado este lunes que el mundo está en un «inaceptable» nivel de estabilización de reducción de los contagios de COVID-19.

Y es que, tal y como ha recordado en rueda de prensa, este escenario ya se ha visto en otras ocasiones y provocó que muchos países relajasen «demasiado pronto» las medidas restrictivas contra el coronavirus, aumentando de nuevo el número de contagios y muertes por COVID-19.

«A nivel global seguimos en una situación peligrosa. El aumento de la socialización, junto a la relajación de medidas y a una vacunación inequitativa siguen siendo vectores de transmisión del coronavirus», ha enfatizado el dirigente del organismo de Naciones Unidas.

En este sentido, Tedros ha pedido a los países, sea cual sea su nivel de transmisión, que «desde ya» comiencen a utilizar todas las herramientas disponibles para reducir la transmisión, reforzando así las capacidades del sistema de salud pública para poder hacer frente a nuevas variantes del coronavirus, sobre las que las vacunas disponibles no sean eficaces, y a futuras pandemias.

«Llegará un momento en el que no necesitemos llevar mascarillas, ni mantener la distancia de seguridad y podremos ir a eventos deportivos, reuniones y restaurantes, si bien todavía no estamos en esta situación y, por ello, la OMS sigue pidiendo a los países la puesta en marcha de planes nacionales de vacunación», ha enfatizado.

Del mismo modo se ha pronunciado la doctora responsable de enfermedades emergentes y zoonosis, Maria Van Kerkhove, quien ha avisado de que «cualquier variante» puede infectar y ser «preocupante», por lo que ha insistido en que los países y la población continúen realizando las medidas que han demostrado ser más eficaces para evitar el contagio.

 

MS.