La bailarina de Sia; Maddie Ziegler, reconoce importancia del movimiento «Black Lives Matter»

Tras el lamentable hecho perpetrado contra George Floyd, parece haber fijado un punto de inflexión en la manera de percibir el racismo dentro del territorio estadounidense; toda vez que, fue un detonante rotundo para el despertar del férreo movimiento «Black Lives Matter», no cabe duda que dicho movimiento ha sacudido conciencias, tal afirmación se hace latente en la bailarina Maddie Ziegler, quien recientemente se mostró cabizbaja y arrepentida, hizo notar que resulta insuficiente darse golpes de pecho en signo de contrición; y, pidió sinceras disculpas por comportamientos inadecuados que exhibió en algún momento de su vida. “Hay algunos vídeos, que algunos de ustedes han visto desde que tenía 9 años, de cuando pensaba que era divertido burlarse de las personas y sus acentos, estoy sinceramente avergonzada y realmente lamento mis acciones, no son decisiones que tomaría hoy”.

A sus diecisiete años, la ejecutante que se dio a conocer de manera categórica al ser elegida por la diva que oculta su rostro y odia la fama; Sia, para ser protagonista de sus vídeos musicales, ha dejado ver su madurez al señalar literalmente lo siguiente: “Lo que pensé que era humor tonto cuando era más joven, sé que en realidad era ignorante y racialmente insensible. Todos hemos cometido errores en nuestras vidas y aprendemos a ser mejores personas», añadía una joven arrepentida que asegura que ha crecido y ha dado el paso de pedir perdón. Sé que algunos de ustedes están heridos y tal vez no acepten mis disculpas, pero quiero pedirles que sean amables unos con otros en las redes sociales, no hay necesidad de atacarnos o tratar de defenderme. No quiero que nadie se sienta intimidado y pensad que todos podemos aprender de mis errores y difundir el amor en estos momentos cuando más lo necesitamos».

De igual manera, su hermana Mackenzie, quien tiene 16 años, hizo notar su remordimiento y no dudó en presentarse en Instagram para acentuar su profunda vergüenza, disculpándose en un Lie. “Ahora tengo más educación que antes; y, lo siento mucho. Lamento haber ofendido a la comunidad negra. Nunca los trataría así ahora. Nunca lo haría”.