Investigadores instan a autoridades predicar con ejemplo y usar cubrebocas para frenar la pandemia

Con el objetivo de reforzar su reconocimiento público como medida de protección a la salud.

ProCienciaMx exhortó a través de un comunicado a instancias de gobierno y salud pertinentes, actores de la vida política, económica y social, a actuar con el ejemplo y usar cubrebocas en actos públicos para reforzar así su reconocimiento público como medida de protección a la salud.

A continuación el comunicado:

A raíz de recientes declaraciones sobre «la inexistencia de evidencia científica» relativa a la efectividad del uso de cubrebocas para mitigar el contagio y propagación de la enfermedad COVID-19 nos permitimos informar:

La Organización Mundial de la Salud (OMS), así como instituciones de investigación en salud como la Clínica Mayo y el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, consideran que el uso de cubrebocas protege a las personas sanas de infectarse y previene que los pacientes, asintomáticos o que presenten sintomatología, diseminen la enfermedad.

El uso de cubrebocas como medida preventiva ante el riesgo de contagio de COVID- 19 ha sido establecido como obligatorio en República Checa, Eslovaquia y Bosnia.

Asimismo, es parte de la estrategia que ha permitido controlar el crecimiento de la enfermedad en países africanos como Sudáfrica y Nigeria.

En cuanto al tipo de cubrebocas recomendado para usarse en lugares públicos el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos considera suficiente para el público en general el uso de cubrebocas de tela reservando los cubrebocas quirúrgicos o mascarillas N95 para el personal de salud.

Como medida adicional se recomienda el uso de goggles, lentes o caretas ya que se ha encontrado que el virus se transporta en aerosoles y puede infectar a través de la conjuntiva del ojo.

Aunque el uso de cubrebocas no elimina por completo el riesgo de contagio, si se usa de forma correcta disminuye significativamente la cantidad de partículas virales que una persona sana podría inhalar, disminuyendo la probabilidad de presentar un proceso infeccioso más severo.
Con respecto a la evidencia científica que soporta el uso de cubrebocas como una medida de prevención del contagio de la enfermedad COVID-19 podemos citar diferentes estudios que demuestran la efectividad del uso de esta prenda en la reducción del riesgo de contagio; en detener el flujo de aerosoles emitidos por la persona que lo porta; y en la protección que otorga a trabajadores de la salud en hospitales.

En ProCienciaMx exhortamos a las instancias de gobierno y salud pertinentes, así como a los actores de la vida política, económica y social, a actuar con el ejemplo de tal forma que en todos los actos públicos tomen las medidas apropiadas de protección personal, incluyendo el uso de cubrebocas reforzando así su reconocimiento público como medida de protección a la salud.

Finalmente, recomendamos a la población en general el uso de cubrebocas junto con otras medidas preventivas y de mitigación de contagio, como son la distancia social, la higiene de manos, evitar aglomeraciones y privilegiar espacios abiertos o con ventilación natural.

 

Gracias Grupo Multimedios.