Huracán «Zeta» tocó tierra en la península de Yucatán

El Centro Nacional de Huracanes de EU dijo que Zeta llegó a tierra justo al norte de Tulum con vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora

El huracán Zeta, la vigésimo séptima tormenta con nombre en una temporada atlántica muy concurrida, tocó tierra en la costa caribeña del este de la península de Yucatán el lunes por la noche mientras azotaba los centros turísticos alrededor de Tulum con lluvia y viento.

El Centro Nacional de Huracanes de EU dijo que Zeta llegó a tierra justo al norte de Tulum con vientos máximos sostenidos de 130 kph (80 mph).

El gobernador del estado de Quintana Roo, Carlos Joaquín, había advertido que «nadie debería estar en las calles … no debería salir más» hasta que pasó el huracán.

Se pronosticó que Zeta perderá algo de energía mientras cruza la península, antes de recuperar la fuerza de un huracán en el Golfo de México el martes mientras se dirige a la costa central del Golfo de Estados Unidos y probablemente toque tierra el miércoles por la noche.

Se publicó una alerta de huracán desde Morgan City, Luisiana, hasta la frontera estatal de Mississippi-Alabama.

En Playa del Carmen, entre Tulum y Cancún, la turista mexicana Elsa Márquez levantó su toalla de playa el lunes para que se agitara con el viento, traqueteando con las fuertes ráfagas del lunes unas horas antes de la llegada de Zeta.

«Esta es nuestra primera experiencia (en un huracán) y la verdad es que tenemos un poco de miedo porque no sabemos qué pasará, pero aquí estamos», dijo Márquez, quien visitaba el balneario desde el centro-norte del estado.

de Querétaro.

Otro turista, Mario Ortiz Rosas, del occidental estado de Michoacán, miró las crecientes olas y señaló: «No planeé esto, pero parece que se va a complicar».

Algunas embarcaciones que normalmente transportan turistas en Cancún se refugiaron en un canal de laguna cercana, ancladas entre los manglares para evitar el viento, las olas y la marejada ciclónica.

El capitán del barco Francisco Sosa Rosado señaló que tuvieron que realizar la misma maniobra hace apenas tres semanas, cuando el área fue azotada por el huracán Delta, una tormenta de categoría 4 con vientos máximos de 110 mph (175 kph).

«Con Delta, las ráfagas de viento eran muy fuertes … las líneas de fondeo estaban en riesgo de romperse», dijo Sosa Rosado. «Espero que no sea tan malo con este huracán».

Los árboles talados por Delta cubrieron partes de Cancún, apilados a lo largo de las carreteras y en los parques, y existía la preocupación de que pudieran convertirse en proyectiles cuando Zeta volara.

Varios semáforos alrededor del destino de vacaciones permanecieron sin reparar desde Delta.

Los funcionarios del estado de Quintana Roo reportaron casi 60 mil turistas en el estado a mitad de semana. Dijeron que se habían preparado 71 refugios para turistas o residentes que pudieran necesitarlos, aunque el gobernador dijo que esperaba que no fuera necesario sacar a los huéspedes de sus hoteles.

 

MS.