Feliz, Valeria reabrió: el turismo (sin cubrebocas) volvía a BCS. El mes pasado murió, narra LA Times

Muchos de los jóvenes estadounidenses y canadienses han visto en las playas mexicanas, un escape a la pandemia en sus países. Sin embargo, la apertura de destinos turísticos en México también ha traído un repunte de casos

Valeria Muñoz miró con esperanza cómo millones de vacacionistas estadounidenses arribaron a Cabo San Lucas, en Baja California Sur.

El arribo de los jóvenes provenientes de la Unión Americana significa el retorno a la actividad turísticas, tras varios meses de parón por la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, el arribo de turistas trajo consigo un incremento acelerado de los casos de coronavirus, pese a los esfuerzos de las autoridades para incentivar el uso de medidas sanitarias en hoteles, playas y espacios comunes.

Una de las personas afectadas fue Valeria, según narró Los Angeles Times.

El medio agregó que los hoteles están obligados a sólo abrir al 50 por ciento de su capacidad, los restaurante deben cerrar a la medianoche, y los clubes nocturnos y bares que no venden comida, no pueden estar abiertos.

A la par, las autoridades han implementado una campaña para incentivar el uso del cubrebocas y el distanciamiento social.

De acuerdo con el texto firmado por la periodista Kate Linthicum, Valeria y su esposo tenían un negocio de paseo en caballo en Cabo San Lucas y tras el retorno de los turistas estadounidenses volvieron a la actividad.

Ella se hizo cargo del negocio porque su esposo era vulnerable al virus, al ser hipertenso.

Valeria recogía a los turistas en sus hoteles y los llevaba a los establos; sin embargo, en varias ocasiones, relató, ellos se quitaban las mascarillas a la hora de ser transportados al establo.

Y en una de esas ocasiones, el virus la tocó.

El diario californiano detalló que Valeria enfermó en octubre. Luchó contra el virus durante un mes, pero en noviembre falleció.

Tenía 61 años.

El caso de Valeria no es el único. Los Ángeles Times señala que las autoridades han documento que viajeros provenientes de Canadá también han esparcido el virus a Cancún y Puerto Vallarta.

MÉXICO, EL PARAÍSO

Los Angeles Times señaló que muchos de los jóvenes estadounidenses y canadienses han visto en las playas mexicanas, un escape a la pandemia en sus países.

«Definitivamente prefiero estar aquí con una máscara puesta que en mi casa sin una», dejo Kierston Jackson, de 24 años al diario.

El medio añadió que tan sólo en octubre, medio millón de estadounidenses volaron a las playas del pacífico y caribe mexicano.

El diario también destacó que México, a diferencia de otros países, no solicita a los viajantes estadounidenses alguna prueba negativa a la COVID-19.

Hasta este lunes, México acumula 114 mil 298 decesos por la COVID-19, mientras los casos confirmados ya son un millón 255 mil 974.

La Secretaría de Salud federal informó que 3 millones 202 mil 327 personas han sido sometidas a protocolo de estudio y un millón 561 mil 629 han dado negativo a la prueba de detección del SARS-CoV-2.

 

MS.