Enfermera Sandra Lindsey, de Nueva York, fue la primera persona en recibir la vacuna no experimental contra el COVID19 en Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos; Donald Trump, hizo saber este lunes que ya se ha dado comienzo a la administración de las primeras vacunas contra COVID19, elaboradas por la farmacéutica estadounidense Pfizer en colaboración con BioNTech. Derivado de lo anterior, el mandatario publicó en su cuenta de Twitter: «Primera vacuna administrada. ¡Felicitaciones USA! ¡Felicidades MUNDO!”.

Cabe recordar que en Estados Unidos más de 16,000,000 de personas han sido contagiadas del coronavirus y 300,000 han perdido la vida a causa de ello, más que en ningún otro país, hablando en términos absolutos. Por tal razón, se considera que el inicio de la campaña de vacunación abrirá un nuevo hito en la historia, específicamente en la lucha contra ese mal en el vecino país del norte. La vacunación dio principio después de que el viernes por la noche la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), ente regulador de la comercialización de fármacos en EEUU, aprobara la vacuna tras una rigurosa evaluación de riesgos y beneficios.

La enfermera Sandra Lindsay, quien funge como personal de Salud en primera línea contra el COVID-19 en Nueva York, fue la primera persona en recibir la vacuna no experimental. Se considera importante hacer notar que se llevó a cabo una conexión en directo a través de vídeo, en donde participó el gobernador del estado; Andrew Cuomo, y Lindsay, quien labora en el hospital Jewish Medical Center, de Queens, uno de los barrios más devastados por la pandemia en Estados Unidos, La vacuna le fue aplicada a las 9.23 hrs. (8:23 hrs.).

“Espero que esto marque el principio del final de un tiempo muy doloroso en nuestra historia”, destacó la enfermera afroamericana tras recibir la dosis. Lindsay remarcó su intención por inculcar la confianza en el público de que la vacuna es segura, quien se mostró insistente al acentuar su firme creencia en la ciencia, la cual, es guía de su trabajo.

Para concluir; Cuomo, agradeció a todo profesional de la salud, especialmente a quienes se ubican en primera línea; incluso, se exhibió franco al reconocerles de manera contundente como «héroes». “Creo que esta es el arma que acabará la guerra. Es el comienzo del último capítulo del libro”.

 

Información de EFE