En el sexenio de Peña empresas de alimentos chatarra interfirieron en políticas públicas: Gatell

López-Gatell aseguró que el Gobierno federal “prescindió por completo” de actores económicos relacionados con daños a la salud de la población.

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, aseguró que durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto las empresas productoras de alimentos ultraprocesados interfirieron en la generación de políticas publicas.

El funcionario dijo desconocer si dichas empresas han externado recientemente su intención de apoyar a la Secretaría de Salud para hacer frente a la pandemia por COVID-19 o ayudar a la prevención de enfermedades, pero rechazó la idea porque son «los motores principales de la epidemia de obesidad».

«No existe hasta donde conozco en México una disposición general para los productores industriales de ultrapocesados (de participar en la creación de políticas de salud), que son los motores principales de la epidemia de obesidad.

y por lógica simple considera uno que no es conveniente, como sucedió extensamente en el sexenio pasado, que los actores industriales o comerciales de los productores de estos productos participen en la generación de políticas publicas (sic.)», expuso López-Gatell en conferencia de prensa.

Aseguró que las autoridades consideran inconveniente que los actores económicos relacionados con daños a la salud de la población «puedan ser donantes directos en el gasto de salud o prevención».

Por ello, recordó que el Gobierno federal «prescindió por completo» de dichos actores económicos para evitar conflictos de interés.

«En este Gobierno por eso decidimos desde el día uno disolver el Observatorio Mexicano de Enfermedades no transmisibles que desde el principio nos pareció una suerte de pantalla para permitir la penetración de los intereses de la industria en la generación de las políticas públicas.

Prescindimos por completo de ellos porque genera un conflicto de interés, en su lugar creamos el Grupo Intersecretarial de Salud, Alimentación, Medio Ambiente y Competitividad (GISAMAC), un foro para vigilar estas políticas públicas», dijo en la conferencia sobre al avance de la pandemia por COVID-19

DIFERENCIAS CON EMPRESAS

López-Gatell reveló el 28 de julio que «no causó simpatía» cuando propuso a la industria bajarle el tamaño a las porciones de la comida chatarra, y planteó que el tema podría someterse a un debate público.

«Los tamaños de los productos atienden a una lógica comercial. Sale más económico para quien comercializa el producto hacer una presentación grande que hacer muchas presentaciones chiquitas, porque lo que induce es una sensación de avidez de parte del consumidor, esto está documentado por distintos campos», dijo el funcionario durante la conferencia en Palacio Nacional.

«Los tamaños grandes inducen la avidez porque las personas quieren más, se les antoja que por sólo un poquito más del precio, llevan la presentación grande.

La ofrecen al consumidor sin que el consumidor sepa que es una cantidad excesiva de azúcares, sal y calorías, y el sobrepeso es producto de esto», agregó.

De acuerdo con cifras oficiales, en 2018 el 7 por ciento de las muertes en México fueron provocadas por el consumo de refrescos y otras bebidas azucaradas.

Y es que dichas bebidas provocan enfermedades cardiometabólicas, diabetes, hipertensión, obesidad.