El Inehrm presenta el libro “El surgimiento del sindicalismo electricista”, a 62 años de la nacionalización de la industria eléctrica

Como parte sustancial de su tarea de incorporar el estudio de los movimientos obreros a la historia del pueblo mexicano para dar voz a personas que habían sido invisibilizadas por una versión predominante de la historia de México, la Secretaría de Cultura del Gobierno de México, a través de Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (Inehrm), invita a la presentación del libro Surgimiento del Sindicalismo Electricista (1914-1917), del sociólogo, especialista en movimiento obrero del siglo XX, Víctor Manuel Sánchez.

La actividad editorial se llevará a cabo en formato híbrido, de manera presencial en la sede central del Inehrm, ubicada en Francisco I. Madero No. 1, San Ángel, alcaldía Álvaro Obregón, y será transmitida en directo por sus redes institucionales, en Facebook (/inehrm.fanpage) y en YouTube (Canal Inehrm), el jueves 29 de septiembre a las 18:00 horas.

La novedad editorial será presentada por el sociólogo e integrante del Centro de Estudios Sociológicos, de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, de la Universidad Nacional Autónoma de México Alfonso Viveros Alarcón; el historiador e integrante del Instituto Dr. José María Luis Mora Diego Bautista Paéz, y el autor de la publicación, Víctor Manuel Sánchez, con la moderación de la investigadora del Inehrm, Edna López Saénz.

En el marco del 62 aniversario de la nacionalización de la industria eléctrica en México, el 27 de septiembre de 1960, surge la necesidad de revisar la historia de sus trabajadores y sus organizaciones a lo largo del siglo XX para comprender su contexto y los avatares de su desarrollo hasta la actualidad.

La introducción de la industria eléctrica en México impulsó radicales transformaciones en el desarrollo industrial y en los procesos de trabajo existentes, eso permitió consolidar generaciones de obreros cualitativamente diferentes, según su rama productiva. El cambio social fue drástico para las condiciones entonces establecidas, por ello el siglo XX representó un complejo reto social, asegura Víctor Manuel Sánchez.

La Revolución mexicana fue un acontecimiento que movilizó a distintos sectores de la sociedad, entre ellos, al obrero. No sería posible concebir a la industria eléctrica sin la presencia de sus trabajadores y de sus organizaciones, cuya existencia remonta al 14 de diciembre de 1914, cuando trabajadores electricistas realizaron la asamblea constitutiva del «Sindicato de Empleados y Obreros del Ramo Eléctrico», y días más tarde, el 21 de diciembre, cambiaron el nombre de la organización a «Sindicato Mexicano de Electricistas» (SME).

Tanto el SME como y la Federación de Sindicatos Obreros fueron las organizaciones líderes en esta nueva etapa de la historia obrera, caracterizada por la autonomía, la democracia y la independencia sindical.

El sindicato electricista estableció sus demandas principales de lucha: aumento de salarios, jornada máxima de ocho horas, pago extra por trabajo extra y desaparición de los cuerpos de seguridad de las empresas. El 19 de enero de 1915 estalló su primera huelga.

La empresa estadounidense Mexican Telegraph and Telephone, uno de los dos consorcios dueños de la industria eléctrica mexicana, se declaró dispuesta a negociar las demandas de los trabajadores, sin embargo, no estaría dispuesta a reconocer al sindicato como organización, por ello la huelga se mantuvo activa.

Lo mismo sucedió en el caso de la empresa canadiense Mexican Light and Power, el segundo dueño de la electricidad mexicana, el SME impuso sus demandas, excepto el reconocimiento de la organización sindical, la desaparición de la policía privada y el salario especial a trabajadores.

La empresa respondió con despidos masivos y el SME a su vez volvió a estallar la huelga, el 4 de mayo. El conflicto culminó con la intervención del presidente convencionista, Roque González Garza, quien llamó a la empresa a aceptar las demandas de los trabajadores, la reinstalación de los despedidos y el reconocimiento del sindicato. La clase obrera vivía una situación económica grave, debido al proceso inflacionario provocado por los bilimbiques carrancistas.

Si tienes interés en el tema desde la visión histórica, te invitamos a asistir a esta presentación de manera presencial o a seguirla por los canales de redes sociales oficiales del instituto.

Para más información consulta la página del instituto: www.inehrm.gob.mx

y las redes sociales: en Twitter (@INEHRM), en Facebook (/inehrm.fanpage) y en YouTube (Canal INEHRM).