El Ministro Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Destacó que hoy se conmemoró el CIII Aniversario de la Promulgación de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. “Una constitución viva y dinámica que a lo largo de su historia ha recogido las exigencias de una sociedad ávida de libertad, igualdad, justicia y bienestar”.

 

Destacó que el texto actual de nuestra Constitución muestra numerosas disputas históricas y aún vigentes: “la lucha de los trabajadores por condiciones dignas, la lucha de los pueblos y comunidades indígenas por su reconocimiento y autodeterminación, la lucha de las mujeres por la igualdad, la lucha de las personas con discapacidad por ser tomadas en cuenta, en un mundo que construye barreras, la lucha por la satisfacción de las necesidades mínimas para una vida digna y con bienestar”.

 

Afirmó que la Constitución de 1917, ha dado cauce a los afanes tanto de paz como de prosperidad, y su contenido normativo ha evolucionado la realidad de un sinnúmero de personas, también ha consolidado una mejor democracia, y brindado los medios de defensa contra la arbitrariedad, para hacer posible la garantía de los derechos.

 

Pero entre las deudas por saldar por parte de nuestro constitucionalismo, lamentablemente sigue presente la consolidación plena de un Estado de derecho, y la promesa del acceso de todos a la justicia.

 

Hizo resaltar que la visión de nuestra Constitución es la de un sistema de justicia independiente, imparcial, no discriminatorio, gratuito, transparente y de calidad, que pretende garantizar los derechos de los habitantes del país. Y con el firme propósito de concretar este ideal, la propia Constitución instaura basas seguras bajo la forma de un diseño institucional que promueve esos principios mediante la vía de un tribunal constitucional, un Poder Judicial administrado por un órgano colegiado e independiente, un sistema de carrera judicial, y un servicio de defensoría pública de calidad para la ciudadanía, entre otras muchas instituciones y salvaguardas esenciales para el correcto ejercicio de nuestro orden jurídico.

 

Para finalizar; Zaldívar Lelo de Larrea, refirió que en el Poder Judicial de la Federación se han emprendido esfuerzos para revertir situaciones adversas, los cuales empiezan a dar resultados favorables; pese a ello, no pueden cesar los esfuerzos en tanto no haya sido saldada la deuda pendiente con la ciudadanía; por el contrario, se debe redoblar esfuerzos contra la corrupción y la impunidad, con renovado compromiso, voluntad política y visión de Estado.