Acto encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador, desde Querétaro

(Versión estenográfica)

MODERADOR:  Preside este evento, Visita Técnica a la Central Ciclo Combinado ‘El Sauz’, el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Lo acompaña el director general de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett Díaz.

El gobernador constitucional del estado de Querétaro, Francisco Domínguez Servién.

La secretaria de Energía, Rocío Nahle García.

El titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto Castillo.

El coordinador regional del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana, Carlos Ortega Calatayud.

El presidente municipal de Pedro Escobedo, Querétaro, Isidro Amarildo Bárcenas Reséndiz.

Asimismo, los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad de las zonas Querétaro, San Juan del Río, Aguascalientes, Celaya, Irapuato, Ixmiquilpan, León, Salamanca, Salvatierra, Tula y Zacatecas, le damos la bienvenida a la Central Ciclo Combinado ‘El Sauz’ al presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, a las autoridades federales, estatales, municipales, así como a los representantes de los medios de comunicación.

Todas y todos ustedes sean bienvenidos.

A continuación, escucharemos las palabras de bienvenida a cargo del gobernador constitucional de Querétaro, Francisco Domínguez Servién.

FRANCISCO DOMÍNGUEZ SERVIÉN, GOBERNADOR DE QUERÉTARO: Muy buenas tardes a todas y a todos.

Saludo y le doy la bienvenida Querétaro al licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos. Bienvenido, señor presidente.

A la ingeniero Rocío Nahle García, secretaria de Energía. Gracias, secretaria.

A mi amigo, el licenciado Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad. Gracias, don Manuel.

Al doctor Santiago Nieto Castillo, titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, sanjuanense y queretano. Bienvenido, Santiago.

Al licenciado Carlos Ortega, representante del Comité Ejecutivo Nacional del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana; al ingeniero Amarildo Bárcenas Reséndiz, presidente municipal de Pedro Escobedo; a José González Ruiz, diputado local por este distrito; a todo el personal, directivo, administrativo y operativo de esta Central Ciclo Combinado ‘El Sauz’

Amigas y amigos:

Como todos sabemos, la riqueza de una sociedad debe ser generada y se necesita ser distribuida. Las empresas en sí mismas generan y distribuyen riqueza, la distribuyen fundamentalmente a través de la tarea más importante de la actividad económica, que es la generación del empleo.

Dicha distribución riqueza hoy también requiere políticas públicas eficientes que generen un piso parejo de oportunidades. Es aquí donde radica la fuerza para transformar a nuestro país, el ser capaces de reconciliarnos como mexicanos, lograr verdaderas comunidades de vida y de trabajo en cada rincón del país, en poner en orden y organizarnos para lograr el crecimiento económico que ha puesto el presidente y que acompañaremos entre las 32 entidades, a que logremos poco a poco alcanzar el cuatro por ciento que nos ha pedido el presidente para generar bienes, servicios y sobre todo empleos bien pagados.

Querétaro es un estado que define vías claras para lograrlo: el respeto a la ley, el fortalecimiento institucional, la participación ciudadana y la confección de políticas públicas incluyentes.

Debido a ello, las y los queretanos ocupamos el liderazgo indiscutible en crecimiento económico, crecimiento del empleo, empleos mejores pagados, atracción de inversiones, finanzas sanas, combate a la corrupción, paz laboral, paz social y calidad de vida entre todos los queretanos.

Señor presidente:

Cuente con nosotros para garantizar que el sector energético del país siga instrumentando y que impulse el desarrollo económico de Querétaro y, estoy seguro, de México, que motive la competitividad del sector, que se contribuya a generar más empleos y el bienestar de todas las familias.

Señor presidente:

Coincidimos con usted en que somos abrumadora mayoría los que queremos un México próspero y en paz. Hagamos de la concordia nuestra mayor palanca de crecimiento, crecimiento por confianza, por inversiones, por capacidad de ideas, por innovación y por trabajo.

En Querétaro queremos que le vaya bien a usted, señor presidente, porque si le va bien a usted le va bien a México y le va bien a Querétaro.

Ofrecer justicia con la ley y equidad con los ingresos son fundamentales del cambio perdurable, amplio y profundo que se requiere impulsando desde Querétaro a favor de nuestro país.

Bienvenidos nuevamente a Pedro Escobedo, a Querétaro. Cuente con nosotros.

Muchísimas gracias y buenas tardes.

MODERADOR: Solicitamos al coordinador regional del Comité Ejecutivo Nacional del Suterm, Carlos Ortega Calatayud, nos dirija un mensaje.

CARLOS ORTEGA CALATAYUD, COORDINADOR REGIONAL DEL COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL DEL SINDICATO ÚNICO DE TRABAJADORES ELECTRICISTAS DE LA REPÚBLICA MEXICANA (SUTERM): Gracias.

Licenciado Andrés Manuel López Obrador, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos; honorable presídium que nos acompaña.

Me es grato dirigirme a usted y a todas las personas que el día de hoy nos acompañan, incluyendo a los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad, y darles, a nombre de los seis mil 200 trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad y del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana que conformamos la División Bajío, la más calurosa y fraternal bienvenida a esta Central Ciclo Combinado ‘El Sauz’.

Nos encontramos prácticamente en la entrada de una de las divisiones de mayor relevancia para la CFE, en virtud del crecimiento industrial, comercial, económico y social que tiene esta región del país y que abarca a los estados de Querétaro, Guanajuato, Aguascalientes, Zacatecas y parte de Hidalgo.

Antes de iniciar mi breve intervención, quiero extenderle el saludo afectuoso y solidario de nuestro secretario general, el señor Víctor Fuentes del Villar, quien el día de ayer me solicitó manifestarle su reconocimiento por esta gira que hoy inicia, que mañana continúa en Los Azufres y termina en Manzanillo el domingo; así como el compromiso y el respaldo del SUTERM y sus trabajadores para la implementación de su política energética en beneficio del país.

Mi intervención se basa en dos aspectos, uno que tiene que ver con los pormenores de la División Bajío y un segundo aspecto que es en general de la CFE.

Con respecto a la División Bajío, refiero un análisis comparativo del crecimiento en los últimos cinco años.

En 2015 tuvimos ventas en megawatts de 22 millones 439 mil 555 megawatts, cuya facturación fue de 29 mil 585 millones 532 mil 685 pesos y atendíamos en el 2015 a tres millones 972 mil 998 usuarios.

Este año las ventas en megawatts son 24 millones 59 mil 148 megawatts, la facturación creció a 46 mil 903 millones 964 mil 748 y atendemos a cuatro millones 516 mil 668 usuarios-clientes.

Concretando, se aumentó en un millón 619 mil 593 megawatts, lo que significa la ansiedad de aumentar anualmente un cinco por ciento la generación en esta región.

La facturación creció a 17 mil 318 millones 432 mil 63 pesos y significó un aumento anual de 12 por ciento de ingresos, y aumentamos 543 mil 671 clientes que significa un crecimiento anual de alrededor del tres por ciento.

Para atender este ritmo de crecimiento, cada año en esta División Bajío se necesitaría construir una unidad generadora como las instaladas en este lugar de ‘El Sauz’ anualmente, señor.

En el aspecto general de la Comisión Federal de Electricidad le quiero manifestar lo siguiente:

En un esfuerzo especial, su gobierno impulsó la inversión física en CFE. En los años 2017 y 2018 la inversión consolidada de CFE alcanzó respectivamente poco más de 13 mil y 17 mil millones de pesos. Se estima que en este año 2019 la inversión registre un nivel de 24 mil 73 millones de pesos, que es 84 por ciento superior al nivel del 17 del 2017 y 39 por ciento superior al nivel del año 2018. Datos preliminares de la inversión física para el próximo año 2020, lo sitúan en un poco más de 30 mil millones de pesos.

Le agradecemos ese esfuerzo, señor.

De acuerdo a los señalamientos de las prioridades de usted, señor presidente, una de ellas es fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, especialmente en el proceso de generación.

El volumen destinado a generación en el año 2019 se estima en cerca de 14 mil millones de pesos, fundamentalmente dirigido a la rehabilitación y el mantenimiento de centrales generadoras. Este año, señor, alcanzamos cinco mil megas por rehabilitar y dar mantenimiento a nuestras plantas, corresponden al 57 por ciento del total de inversión física estimada para el 2019.

En 2017 y 2018 el peso de esta inversión en generación de electricidad respecto al total fue de 42 y 48 por ciento respectivamente; además, en este año se han puesto en funcionamiento las centrales de ciclo combinado de Empalme 1 y Empalme 2.

En 2019 la inversión en los procesos de transmisión y distribución concentró cerca de tres mil y seis mil millones de pesos respectivamente. Este monto, que sumado da un volumen de nueve mil millones de pesos, es sustancialmente superior a los cinco y seis mil millones que se invirtieron en ambos procesos en los años 2017 y 2018 respectivamente. Aumentó esta situación.

De seguir esta tendencia, el fortalecimiento de la inversión en CFE, al final de este sexenio se tendrá no sólo un parque de generación más fortalecido, sino una red nacional de transmisión más confiable y unas redes generales de distribución más eficientes y más sólidas para el suministro del fluido eléctrico.

A este esfuerzo hay que sumar el impulso a nuevas centrales de generación, cuyos procesos de licitación ya comenzaron y es el caso de las centrales de ciclo combinado de Salamanca, que también está en esta División Bajío; y San Luis Potosí, en Villa de Reyes, cerca de mil 800 megas en conjunto; y la central de combustión interna de Baja California Sur 6, que va a aportar 42 megas.

El año entrante se esperan convocatorias de cuatro nuevas centrales de ciclo combinado en San Luis Río Colorado, con 500 megas; ciclo combinado Dos Bocas, Veracruz, con alrededor de mil megas; ciclo combinado Mérida 4, con un poco más de 500 megas; ciclo combinado Baja California Sur, con cerca de 250 megas. En total sumarían alrededor de cinco mil megas más de generación, a los cinco mil que ya se recuperaron.  Señor, vamos viendo el futuro más claro.

Asimismo, continuarán las inversiones en los procesos de transmisión y distribución para incrementar la capacidad de transmisión y transformación, por un lado, y de distribución y suministro básico por el otro.

Otro aspecto de su programa de gobierno para la CFE, señor, es cerrar la brecha digital y llevar el internet a 40 millones de mexicanos que en la actualidad no tienen acceso a ese servicio. Por eso se crea una empresa específica que se llama CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos.

Esta semana, señor, salió un artículo en un diario de circulación nacional que señala que con un presupuesto anual de mil 95 millones de pesos se tardaría 18 años para lograr la conectividad universal.

Yo pienso que pensemos… no pensemos en el tiempo que tarden y los millones de usuarios que tenemos que llegar, pensemos en iniciar las acciones y atender al primer millón, y poco a poco y de manera constante avanzar hasta alcanzar la meta y cerrar la brecha.

No pensemos en lo difícil de la tarea, sino en la loable visión y compromiso social de su voluntad, señor presidente, para dar ese servicio a los millones de mexicanos que hoy no lo tienen.

En ese sentido, los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad y del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas estamos dispuestos y además preparados para colaborar con usted en esta noble tarea.

No puedo dejar de mencionar la revisión de los contratos de los gasoductos a fin de adecuarlos en condiciones más favorables para la CFE, acciones emprendidas por nuestro director general Manuel Bartlett. Manteniendo sus indicaciones se logró un buen acuerdo.

También el otorgamiento a la CFE de los certificados de energía limpia a las plantas de generación que no estaban contempladas en este aspecto, y aquí hago un reconocimiento también a la ingeniera Rocío Nahle por su apoyo en esta circunstancia.

Todo lo anterior significa una CFE más fortalecida e implica una mejoría sustantiva en el servicio a los usuarios y una atención más cuidadosa a las exigencias para el desarrollo económico del país.

Para concluir, nuevamente le manifiesto la voluntad de los trabajadores electricistas del Suterm, del subsecretario general señor Víctor Fuentes del Villar y de su Comité Ejecutivo Nacional para colaborar con el máximo entusiasmo y empeño en todas las acciones que emprenda su gobierno para fortalecer a la CFE y brindar a la sociedad un servicio de calidad y tarifas justas.

Y haciendo un espacio, señor y aprovechando la situación de la inminente llegada de la Navidad y el Año Nuevo, desearle a usted y a todos los presentes que la pasen en armonía, salud, con su familia y que se alcancen las metas el próximo año 2020.

Los trabajadores estamos convencidos de que fortalecer a la CFE implica garantizar nuestra materia de trabajo y el empleo para poder llevar a nuestras familias el sustento para su desarrollo integral. Desempeñándonos con esfuerzo y compromiso, colaboramos con su gobierno para lograr una sociedad más justa y equitativa.

Por eso, le manifestamos, señor presidente: los electricistas del Suterm somos sus aliados en esta transformación de México.

Felicidades, señor.

Gracias, por la visita y enhorabuena.

MODERADOR: Enseguida hace uso de la palabra el director general de la Comisión Federal de Electricidad, licenciado Manuel Bartlett Díaz.

MANUEL BARTLETT DÍAZ, DIRECTOR GENERAL DE LA COMISIÓN FEDERAL DE ELECTRICIDAD (CFE): Sea usted bienvenido, señor presidente.

Los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad están muy conscientes de la determinación del presidente de la República de hacer de esta gran empresa, que representa al país en todos los niveles de su desarrollo, a ser de esta empresa una gran empresa de México.

Los trabajadores de la CFE están conscientes de que no es una empresa comercial la CFE, sino que es una empresa que ha sido y será una empresa dedicada a servir a la nación, atender sin ningún escamoteo todas las necesidades de los mexicanos en todo el país.

En los recorridos que he hecho, señor presidente, a las plantas me he encontrado en los trabajadores un formidable aliado para el presidente de la República. Hemos comentado mucho cómo ha dado, desde el inicio de su gobierno, ha dado un gran impulso y un apoyo determinado a nuestro esfuerzo. Lo saben.

Y hemos dicho que es muy importante el mandato del presidente de rescatar a CFE, de hacerla nuevamente la principal empresa eléctrica de este país, de darle el sentido social que ha tenido siempre, porque ese es el espíritu y ese es el sentido que tienen todos los trabajadores de esta extraordinaria empresa de los mexicanos que hicieron la enorme tarea de llevar electricidad a todo el pueblo de México en unos cuantos años.

Son ellos, señor presidente, quienes impulsaron el desarrollo del país, son ellos los que hicieron posible… Si vemos aquí alrededor, ese crecimiento en Querétaro, industrial, son ellos los que lo hicieron posible.

En todas las regiones del país, en el norte, en el sur ha estado presente la CFE con ese espíritu solidario nacionalista y con un compromiso fundamental con el pueblo de México.

Estar aquí en la CFE, señor presidente, es un gran orgullo. Estamos realmente comprometidos con ellos. Es posible, es posible recuperar su impulso, es posible darle la fuerza que requiere el país de esa empresa, porque tenemos el apoyo de los trabajadores y los técnicos de la Comisión Federal de Electricidad.

Saben, repito, señor presidente, el afecto que usted les tiene, saben todos que desde que tomó usted posesión hizo de la CFE uno de sus objetivos principales, y precisamente porque saben que usted está con ellos, los trabajadores de la CFE están con usted, señor presidente.

Muchas gracias.

MODERADOR: A continuación, se proyectará un video que muestra el funcionamiento de la Central Ciclo Combinado ‘El Sauz’.

(INICIA VIDEO)

VOZ HOMBRE: En la nueva etapa de transformación de México la prioridad es fortalecer a la CFE y retomar el objetivo con la que fue creada en 1937 por el entonces presidente Lázaro Cárdenas.

Prestaba el servicio público de energía eléctrica en México y en beneficio de toda la sociedad, pilares que impulsan el desarrollo y soberanía del país.

La energía eléctrica se produce en las centrales generadoras que utilizan distintas fuentes de energía para operar.

La CFE cuenta con 17 centrales propias de la tecnología Ciclo Combinado. Este tipo de centrales se integran por dos tipos de unidades: la primera del tipo turbogás y la segunda que aprovecha el calor de la primera para generar vapor. El movimiento de estas unidades impulsa al generador de energía transformándolo en electricidad.

Central de Ciclo Combinado ‘El Sauz’ ubicada en el poblado El Sauz, municipio de Pedro Escobedo, Querétaro.

En 1980 se inició la primera etapa de construcción integrada por las unidades turbogas 1, 2 y 3, que eran generadores con capacidad de 50 megawatts cada uno.

Asimismo, en 1984 se inició la construcción de la unidad de vapor 4, adicionando 68 megawatts, creándose con esta unidad el Ciclo Combinado 1.

En 1995 se inicia la etapa de construcción Ciclo Combinado 2, que consistió en la instalación de dos nuevos generadores: turbogas 5, de 129 megawatts de capacidad, que inició operaciones en diciembre de 1998; y la unidad turbogas 6, igualmente con 129 megawatts que inició en diciembre de 2002.

Para conformar el ciclo combinado se instaló la unidad de vapor 7, de 128 megawatts, que inició su funcionamiento en diciembre de 2003. El ciclo combinado 2 incorpora un aerocondensador que permite un considerable ahorro de agua, minimizando costos y colaborando con el medio ambiente al no utilizar agua como refrigerante para la condensación.

Proyecto Ciclo Combinado 3. En el año 2012 se inició el proyecto con una inversión de 158 millones de dólares para modernizar la unidad de vapor 4 y sustituir las unidades 1, 2 y 3, que ya no serían vigentes con las normas ambientales por una sola unidad turbogas, la número 8.

El proyecto inició su funcionamiento el 10 de marzo de 2014. Este ciclo combinado tres, cuenta con una capacidad para generar 205 megawatts.

Con ambos ciclos combinados, la central ‘El Sauz’ cuenta con una capacidad para generar 591 megawatts, que se entregan a la región occidental del sistema electrónico, suministrando un promedio de tres mil 900 gigawatts hora anuales de energía eléctrica, principalmente a los estados de Querétaro, Hidalgo y Guanajuato. Al sistema electrónico nacional representa cerca del 70 por ciento del consumo de energía anual del estado de Querétaro, generando un beneficio para alrededor de 2.8 millones de habitantes.

Asimismo, la Central Termoeléctrica de Ciclo Combinado ‘El Sauz’ funciona gracias al esfuerzo y entrega de los 187 trabajadores comprometidos con la CFE, en beneficio de todos los mexicanos.

VOZ MUJER: Gobierno de México.

(FIN DE VIDEO)

MODERADOR: Damas y caballeros, escuchemos el mensaje que nos dirige el presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos, licenciado Andrés Manuel López Obrador.

PRESIDENTE ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR: Amigas, amigos, trabajadores, mujeres y hombres de la Comisión Federal de Electricidad, técnicos, directivos, dirigentes sindicales, ciudadano gobernador de Querétaro, Francisco Domínguez; presidente municipal de Escobedo, este municipio donde está esta central de la Comisión Federal de Electricidad de ciclo combinado.

Me da mucho gusto estar con ustedes, iniciar una gira que tiene el propósito de supervisar lo que significa la generación de energía eléctrica. Vamos, como se ha dicho, a estar aquí, como está sucediendo con ustedes, en El Sauz; y vamos también a estar mañana en Ciudad Hidalgo, en Michoacán y el domingo en Manzanillo, Colima. Es un fin de semana dedicado a la Comisión Federal de Electricidad.

Hicimos lo mismo visitando las seis refinerías que tiene Pemex y también visitando campos petroleros que están en explotación en tierra y en aguas someras, porque nos importa mucho consolidar el sector energético, la industria petrolera y la industria eléctrica.

Cuando terminamos las giras de Pemex, me pidió el director de la Comisión Federal de Electricidad que hiciéramos lo mismo recorriendo las plantas de esta empresa pública. Me hizo un motín emocional. No les comento aquí su expresión, pero se sintió desatendido, hablando que le dábamos toda la atención a Pemex y que estábamos dejando rezagado el apoyo a la Comisión Federal de Electricidad.

El caso es que estamos aquí para decirles que vamos a impulsar la industria eléctrica. Como lo mencionó el dirigente del sindicato, ya con hechos se está demostrando que queremos fortalecer a esta empresa estratégica del Estado mexicano. Ya este año aumentó la inversión considerablemente para la Comisión Federal de Electricidad y el año próximo ya está autorizado el presupuesto, y va a seguir aumentando la inversión para la Comisión Federal de Electricidad.

Como ustedes saben, desde principios, mediados de los años 80 del siglo pasado se empezó a imponer una política económica que nosotros llamamos neoliberal y que, en realidad, de acuerdo a nuestra historia, esa política podría ser llamada neoporfirismo. El neoliberalismo en el caso de México es neoporfirismo, es el regreso a lo que se impuso durante el porfiriato, durante 34 años que gobernó Porfirio Díaz.

Lo mismo porque en ese entonces se entregaron los bienes del pueblo y de la nación a particulares, sobre todo a extranjeros. Fue entonces que se entregó la industria eléctrica, el petróleo, los ferrocarriles, las tierras, las aguas y se pensaba que de esa manera se iba a tener progreso para el país.

Lo cierto es que esa política, que incluyó entregar también las minas de oro, de plata, de cobre, nos condujo a la Revolución de 1910. Si hubiese funcionado esa política no hubiese habido Revolución. Esa política fracasó, porque no pensó en el bienestar general, en el bienestar del pueblo; al contrato, se maltrató a los trabajadores.

En ese entonces eran 16 horas de trabajo, no había día de descanso, en ese entonces había esclavitud en el campo, en las haciendas había peones acasillados, no había día de descanso, y por eso fue la Revolución.

Que sí hubo algo de progreso, pero a un precio elevadísimo, al precio de la esclavitud. Por eso decimos nosotros que progreso sin justicia es retroceso.

Bueno, en los años 80 se establece de nuevo esa política y empiezan a entregar bienes del pueblo y de la nación. Estas empresas públicas resistieron y se mantienen de milagro, porque el propósito era desaparecerlas.

En el caso de Pemex pues entregaron contratos, concesiones a particulares. Con la llamada Reforma Energética llegaron a entregar el 20 por ciento del potencial petrolero del país.

En el caso de la industria eléctrica también se avanzó. Antes de la aplicación de la política neoliberal, la Comisión Federal de Electricidad producía toda la energía eléctrica que demandaba el país. A partir de 1989 hicieron una modificación a una ley secundaria para permitir que particulares generaran energía eléctrica, ni siquiera fue una reforma constitucional; y a partir de ahí empezaron a dar concesiones para que empresas nacionales, sobre todo extranjeras, generaran energía eléctrica al mismo tiempo que se dejó de invertir en la Comisión Federal de Electricidad, y había el propósito deliberado de dejar el mercado de la electricidad a los particulares.

Si no hubiésemos nosotros triunfado, si no hubiese sonado la campana, la alarma, el decir se acabó con esa política de saqueo, a final de este sexenio, de acuerdo a los pronósticos de los técnicos de la Comisión Federal de Electricidad se iba a estar generando cuando mucho el 20 por ciento de la energía eléctrica que demanda el país.

¿Cómo está ahora?, ¿cómo quedó?

El 56 por ciento Comisión Federal de Electricidad, 44 por ciento particulares.

¿Qué es lo que vamos nosotros a procurar?

Que al final del sexenio quedemos cuando menos con la misma proporción: 56-44. Ese es el compromiso.

Esto va a significar inversión, va a significar mantenimiento de las plantas, de las centrales, hacer a un lado el plan de ir cerrando las plantas, subutilizando las plantas, ya sea de ciclo combinado o las hidroeléctricas, para no competir con las empresas particulares, porque esa era la estrategia, ese era el plan.

Esto ya cambió. Ahora vamos a fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad y lo vamos a hacer con ustedes, que son el alma de esta empresa, los trabajadores de la Comisión Federal de Electricidad.

Vengo a informarles que vamos a fortalecer esta empresa pública fundamental y vengo también a preguntarles si nos van a ayudar a consolidar la Comisión Federal de Electricidad.

¿Nos van a ayudar?

A eso vengo. Vamos a impulsar a la Comisión Federal de Electricidad con inversión, con el apoyo de ustedes.

No vamos a reformar la Constitución para darle marcha atrás a la llamada Reforma Energética, sencillamente vamos a que haya piso parejo, porque no se le estaba dando atención adecuada a la Comisión Federal de Electricidad.

No queremos la reforma a la Constitución porque generaría mucha polémica, confrontación y no hace falta. Es cosa de tener voluntad para que ya se detenga, como ha venido sucediendo en estos meses, la privatización de la industria eléctrica. Vamos a apoyar a la Comisión Federal de Electricidad y mantener ese porcentaje.

También, siendo realistas, no podríamos regresar a la situación anterior, cuando sólo la comisión federal producía energía eléctrica. Se necesitaría mucha inversión pública y no hay las condiciones, porque nos dejaron una enorme deuda pública.

Para que tengan una idea, porque de esto se habla poco, cuando terminó el gobierno de Vicente Fox la deuda era de un billón 700 mil millones, Calderón dejó la deuda en cinco billones 200 mil millones, aumentó más de 200 por ciento, y la deuda que nosotros heredamos ahora es de 10 billones 800 mil millones. Sólo para pagar intereses de esa enorme deuda este año tenemos que destinar 600 mil millones de pesos.

Por eso no podemos decir que con la Comisión Federal de Electricidad vamos a abastecer el mercado, vamos a cubrir el 100 por ciento de la demanda. No, vamos a buscar que haya participación también del sector privado, del sector público sin que desaparezca la Comisión Federal de Electricidad, sin que deje de participar en el mercado y de manera importante la Comisión Federal de Electricidad.

No nos pueden decir que el modelo eficiente, el modelo a seguir debe ser continuar con la misma política privatizadora, porque esa política demostró que no funciona. Ni siquiera es un asunto o no sólo es un asunto político, ideológico, es de juicio práctico. En el tiempo que llevan aplicando esa política o que se mantuvo política privatizadora las cosas no mejoraron. En el caso de la industria eléctrica, en vez de que se mantuviera o bajaran las tarifas eléctricas, aumentó el precio de la luz.

Nosotros hemos hecho el compromiso de que no va aumentar el precio de la energía eléctrica en términos reales. Todo este año hemos cumplido este compromiso y si no podemos bajar el precio, no va aumentar el precio de la luz en términos reales en el sexenio.

Por eso se requiere que se fortalezca a la Comisión Federal de Electricidad. Si esta empresa pública deja de tener un papel relevante en el mercado, no habría garantía de mantener buenos precios en la energía y esto afectaría no sólo a los consumidores, sino también a las empresas. Por eso es una necesidad fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad.

Vamos a hacerlo con la participación de ustedes, con el manejo honesto del presupuesto, porque también la privatización o el modelo neoliberal vino acompañado del saqueo, del robo, de la corrupción.

Nunca en la historia de México se había saqueado tanto al país, como en el periodo neoliberal, como en estos últimos 36 años, de 1983 a noviembre del año pasado, ni en la época colonial ni en los tres siglos de dominación colonial se saqueó tanto a México, como en estos 36 años.

Por eso insisto mucho que el principal problema del país es la corrupción y que si acabamos con la corrupción vamos a lograr el renacimiento de México, porque era mucho lo que se robaban en la industria eléctrica, en la industria petrolera, en el gobierno en general.

Nada más es cosa de ver los convenios que hacían con las empresas extranjeras para comprar gas en el extranjero. El convenio para comprar gas a la empresa española Repsol, gas que se iba a traer del Perú a Manzanillo, un contrato de 20 mil millones de dólares, terminó deshaciéndose el contrato. ¿Dónde se firmó el contrato?

Bueno, pues en Los Pinos. Eran los grandes y jugosos negocios que se hacían. Ahora no, ahora revisamos los contratos que nos heredaron de los gasoductos, que eran contratos onerosos, para decirlo con toda claridad, además ya se arregló, ya puedo hablar ahora, pero eran contratos leoninos que iban a terminar de quebrar a la Comisión Federal de Electricidad en los términos que se habían suscrito, que se habían acordado. Y por eso se planteó que se tenían que revisar esos contratos.

De ahí viene que no vean con buenos ojos al licenciado Bartlett, pero yo lo apoyo, porque en este asunto y en otros ha tenido una postura de defensa de los intereses del pueblo y de la nación.

No estaban de acuerdo con la revisión de los contratos. Al final se aceptó que se revisaran los contratos.

¿Saben cuánto nos ahorramos?

Desde luego esto va a ser para el mediano plazo, pero vamos a pagar tarifas por la compra del gas y nos va a significar un ahorro de cuatro mil 500 millones de dólares.

¿Cuánto es esto?, ¿para cuánto alcanza?

Para 10 plantas como esta de ciclo combinado. Lo que se logró en esa negociación y ahora tenemos gas garantizado para 20 años hacia adelante y gas barato, el gas más barato del mundo para producir energía eléctrica.

Todo esto es posible cuando no hay corrupción, cuando se ponen por delante los intereses del pueblo, los intereses de la nación.

Esta es la Cuarta Transformación de la vida pública de México y sí vamos a lograr sacar adelante la Comisión Federal de Electricidad.

Pensemos en la historia de esta empresa pública, cómo la funda el general Cárdenas, cómo se necesitaba fortalecerla porque estaba creciendo el país en la época del presidente López Mateos, en los años 60, en lo que se conoce como el modelo estabilizador, desarrollo estabilizador, tasas de crecimiento anual del seis por ciento. Y se necesitaba la energía eléctrica y por eso es cuando se invierte en las hidroeléctricas y en las plantas de generación de energía eléctrica.

Pero para fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad se tuvo que llevar a cabo la nacionalización de la industria eléctrica, 1960. ¿Y cuál fue uno de los argumentos que se manejaron en ese entonces?

Era secretario de Hacienda Antonio Ortiz Mena y les dijo a los particulares: ‘Miren, vamos a llevar a cabo esta acción, se les va a pagar, va a haber indemnizaciones, porque la nación requiere fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, entre otras cosas para dar el servicio eléctrico en todo el país’. En aquel entonces sólo tenían acceso a la energía eléctrica el 40 por ciento de los mexicanos.

Y lo que les informaron, lo que les dijo Ortiz Mena: ‘Ustedes no van a ir a los pueblos a electrificar porque no les va a resultar negocio’.

Un poco lo que sucede ahora con el internet. ¿Dónde hay señal de internet, de telefonía móvil?  En las ciudades. Tenemos comunicación por internet en el 25 por ciento del territorio, en el 75 por ciento no hay internet, ni siquiera telefonía celular; ahí tiene que estarse la gente subiendo a las lomas, a los cerros para ver si agarra la ansiada señal.

Por eso se creó ahora también la empresa de internet en la Comisión Federal de Electricidad, porque si ya se tiene la infraestructura, se tiene la fibra óptica y se está llegando ya al 98 por ciento de los mexicanos que tienen energía eléctrica, un poco más, en todo el país, bueno, lo mismo va a pasar, va a suceder con el internet, y ese servicio se va a prestar desde la Comisión Federal de Electricidad.

Pero regresando al planteamiento de ese entonces fue: ‘Ustedes no van a llevar la electricidad a los pueblos porque no les va a resultar negocio, pero la nación quiere y es la responsabilidad del Estado impulsar el desarrollo, por eso se va a nacionalizar’. Y así fue como se electrificó nuestro país.

Entonces, ahora es lo mismo, otra etapa. Aquí en Querétaro hay un crecimiento por encima de la media nacional, crecimiento económico del cuatro, del cinco, del seis por ciento en todo el bajío y en el norte, pero ¿qué quieren las empresas?, garantizar que haya energía eléctrica.

Ayer se aprobó en la Cámara de Representantes de Estados Unidos el Tratado de Libre Comercio de Canadá, Estados Unidos y México, que fue un gran triunfo el lograr este acuerdo. Algunos pensaban que no iba a ser posible. Bueno, ayer fue un día muy importante.

¿Qué va a significar esto?

Inversiones, nuevas fuentes de trabajo, nuevas plantas, pero también que tengamos energía eléctrica aquí en Querétaro en donde el gobernador es un promotor del crecimiento, del desarrollo, de la generación de empleo y en todo el bajío.

Por eso vamos a rehabilitar las plantas iniciales de este complejo, de esta central y vamos a hacer todo lo posible, no quiero ser así tan categórico porque no me gusta hacer compromisos que no pueda cumplir, pero sí, no descartamos la posibilidad de crear la nueva planta de ciclo combinado aquí en este sitio, aquí en El Sauz. Ya nos lo informaron, se requieren 800 millones de dólares, pero se tendría el doble de la energía eléctrica que actualmente se está produciendo en esta central.

Vamos a fortalecer a la Comisión Federal de Electricidad, repito, y lo vamos a hacer con los trabajadores. No van a haber despidos; al contrario, se van a necesitar más trabajadores. Que también ustedes les transmitan a todos los trabajadores que los aumentos salariales nunca van a estar por debajo de la inflación. Vamos a hacer siempre un esfuerzo para que vaya aumentando el salario.

También en esto hay constancia de que es una política distinta la que se está aplicando. El año pasado, en diciembre acordamos un aumento en el salario mínimo del 16 por ciento, que es lo que se aplica este año, en el caso de la frontera el doble fue el aumento, en toda la zona fronteriza; y este año, hace unos días, acordamos aumentar 20 por ciento el salario mínimo.

¿Saben desde cuándo no había un aumento al salario mínimo de esa magnitud, de ese monto?

Desde hace 40 años no se veía un aumento al salario. Entonces, vamos a mejorar los salarios, desde luego en la medida de nuestras posibilidades. Esto no se puede resolver por decreto porque no queremos endeudar al país.

Este año no aumentó la deuda, cumplimos el compromiso, este año no hubo gasolinazos, ya dije, no aumentó el precio de la energía eléctrica, el precio de la luz y no hubo aumentos de impuestos en términos reales, ni impuestos nuevos.

¿Cómo estamos financiando el desarrollo?

No permitiendo la corrupción y con un plan de austeridad republicana. Ya no hay lujos en el gobierno, ya no hay sueldos para altos funcionarios públicos que ganaban hasta 700 mil pesos mensuales, ya no hay aviones, helicópteros, para el traslado de los altos funcionarios públicos, no puede haber gobierno rico con pueblo pobre.

Ahora es distinto, todo lo que se ahorre va a ser en beneficio del pueblo. Y por eso decirles a ustedes que no van a faltar los salarios, se va a pagar puntualmente, siempre procurando que sean mejores los salarios, las prestaciones y garantizadas -suceda lo que suceda- las pensiones a todos los trabajadores jubilados de la Comisión Federal de Electricidad.

Y hacerles a ustedes un reconocimiento. Ayer todavía ayer presentábamos el informe del plan que tenemos de protección civil y ayer se hacía un reconocimiento a los trabajadores electricistas. Son de lo mejor del mundo. Si hay tormentas, si hay inundaciones, se caen las líneas, se queman transformadores, ¿cuánto tiempo se quedan las poblaciones sin luz?, muy poco. Puede ser la tormenta, un huracán, y se resuelve en tres días, en una semana. Eso no lo hacen trabajadores electricistas de otros países, con todo respeto. Por eso me quito el casco aquí, frente a ustedes.

Y vamos hacia adelante a fortalecer a esta gran empresa de la nación, la Comisión Federal de Electricidad.

Muchas gracias, amigas y amigos.