* Artesanas indígenas están muy dolidas, aseguran ser violentadas; y, solicitan las atienda personalmente el Gdr. Francisco Domínguez Servién, a quien sugirieron ya no envíe personas sin educación como intermediarias.
 
* Afirmaron que inspectores del Municipio de Querétaro las han agredido tanto de forma verbal como física, les han llamado “indias mugrosas”; y, les indican: “Caminando y miando”…

 
* Dijeron haber obsequiado una muñeca con características propias de las damas que elaboran tales artesanías, al Presidente de la República; Andrés Manuel López Obrador, a quien instaron a que preste la atención debida a esta situación adversa que viven.
 
Se recordó que el pasado 24 de diciembre “quienes se dicen católicos, religiosos y amorosos” reprimieron a indígenas de manera violenta en Plaza de Armas; en relación a ello, integrantes del Frente Estatal de Lucha hicieron notar su desacuerdo con lo que según comentaron, airmó el Gdr. Domínnguez Servién, en relación a que en nuestra entidad todo está en paz. Para demostrar lo contrario, ciudadanos se manifestaron hoy frente a Palacio de Gobierno; además, se puntualizó que previo a la manifestación suscitada en Plaza de Armas, se reunieron con otros colectivos a las afueras del Congreso estatal, con el fin de hacer resaltar su inconformidad por la manera de proceder de algunos legisladores, a quienes señalaron de actuar en favor sólo de los intereses del Partido Acción Nacional.
La Sra. Adela (Vocera) recalcó que el gobierno de Queréetaro, les maltrata, pega, discrimina y arrastra, señaló que no se reunieron más compañeras artesanas por temor a más represalias; en este sentido, remarcó que hubo amenazas; y, prefirireron no asistir a la manifestación pacífica para evitar daños contra su integridad, similares a los ocurridos el año pasado, cabe apuntar, que la ciudadana recalcó que en aquella ocasión fueron violentadas personas de la tercera edad, jóvenes; inclusive, una dama embarazada.
Reiteró que los inspectores corren a las indígenas que están ofreciendo sus artesanías en la vía pública; y, se refieren a ellas de una forma malsonante; entre otros términos, les llaman “mugrosas”; además, les dicen “caminando y miando”. Aunado a lo anterior, les remarcan que hacen parecer fea a la ciudad; y, los turistas no deben verlas.
Derivado de lo anterior, solicitaron al Gdr. Domínguez Servién una audiencia para conversar con él sobre situaciones que les resultan adversas, no quieren pelear, buscan llegar a un acuerdo; toda vez que, el gobierno sigue diciendo que todo está muy bien, debido a que sacaron a pasear por todo el mundo a la muñeca (que sí es de ellas), pero, en cambio, subrayó que a las personas las humillan.
Apuntó que las indígenas tienen su hogar en sus tierras, dichas tierras fueron visitadas por el mandatario estatal cuando llevó a cabo su campaña rumbo a la gubernatura; en relación a ello, la lideresa dio a conocer qe en aquel entonces; Domínguez Servién, las visitaba e incluso era amable, hasta “beso de cachete” les daba, con tal de ganar votos, afirmó.
También destacó que no escucha ni le duele lo que les pasa, tampoco desean recibir despensas ni cobijas viejas, no aceptarán migajas, buscan algo digno para vivir; aunado a lo anterior, precisó que pretenden ofrecer su mercancía directamente al turismo. Ni anhelan con que el diga que lo va a remediar, porque, al menos para ellos, jámas ha solucionado algo.
En Plaza de Armas no asistieron todas las artesanas que fueron agredidas el pasado 24 de diciembre, la razón para inasisitr, se sustentó en que los inspectores les quitan su mercancía, no les es devuelta y los mismos inspectores, se reparten los artículos.
Les duele la discriminación, el maltrato, y que la mercanía sea regatada en sus lugares de origen, para después “pararse el cuello”, diciendo que la muñeca es patrimonio del estado, hoy se presentaron frente a la Casa de la Corrgidora para exigir un cambio, tenían la finalidad de conversar con el Gobernador o el Presidente Municipal capitalino.
En referencia a lo anterior, afrimó que no quiere a los enviados del Gobernador, porque son unos inpetos que no saben remediar las cosas, ni siquiera piden por fafvor, no tienen la educación correspondiente.
El año pasado no tuvieron la culpa, refirió que fueron agredidas por personas que no contaban con idenficaciones; y, quienes si portaban dicho documento, no se enontraba vigente.
Sólo pedían tres días (viernes, sábado y domingo) para vender en tres sitios públicos distintos, Fue reiterativa al afirmar que se debe respetar, y quieren que los inspectores no las hostiguen, ni intenten amendrentarlas cuando ellas expresan su sentir al respecto. Aunado a lo anterior, afirmó que buscarán el apoyo de otras agrupaiones afectaas por diversos temas, no únicamente por el maltrato indígena.