La Mtra. Orianna Chacón, oriunda de Costa Rica, es integrante de la compañía Oro Verde; con la cual, participó en el XVI Festival Internacional del Folclore.

Al finalizar su actuación, resaltó que disfruta cantar, pero lo más importante para ella, es hacer trascender el aspecto cultural con su arte. Mencionó que sus canciones tienen un mensaje que aporta valores, lo cual hace complicado el panorama, debido a que la tendencia actual rige en sentido contrario, y se tiene que competir contra mucha música que carece de contenido, pero el trabajo se realiza con el fin de traer la riqueza del pasado a las nuevas generaciones, destacó que es positiva ante la adversidad y continuará logrando sus propósitos.

Piensa que la satisfacción más grande que recibe de la música folklórica es el respeto, el cariño y la admiración de la gente, añadió que el perfil del público asiduo a la música folklórica le llena mucho, porque normalmente son niños y jóvenes; lo cual, es motivo de esperanza, llegar a los corazones de los infantes es una satisfacción que no se compara con nada.

La Mtra. Orianna proviene de un pueblo y una familia grande; motivo por el cual, vive lo que canta y lo disfruta en demasía, obviamente sus canciones son originales y autóctonas, busca llevar lo vivido a la gente.

Comentó que es la primera vez que se presenta en Querétaro, hizo notar que es un lugar precioso, pero la gente lo hace más atractivo.

Para concluir, sugirió a nuestros lectores y al público en general que siempre tengan la inquietud por presenciar actividades como las que se desarrollaron el domingo 13 de octubre en Plaza Fundadores dentro del IV Festival Internacional de Artes Escénicas. En este sentido, resaltó la importancia de que haya gente rescatando los valores, porque de lo contrario, uno no sabría de dónde viene ni a dónde quiere ir; por ello, hay que tener muy claro quiénes somos; y, a veces ocuparnos de cosas que sucedieron hace muchos años, instó a la comunidad a que asistan a festivales como el FIAEQ 2019; y, brinden un merecido reconocimiento a los artistas participantes; toda vez que, el artista vive del aplauso.