La galardonada bailaora; Mtra. María Juncal, en entrevista para Revista Boceteos comentó que se define como una dama que siempre tiene la intención de ser artista, bailar todo el tiempo, concretar objetivos, abrir caminos en donde la búsqueda fundamental sea relacionada a las emociones y el contacto a través de la mística y la espiritualidad que  tiene el arte. En el presente al igual que cuando fue niña, sigue siendo una mujer llena de emociones, ilusiones y sueños, en sus sueños la palabra que se escribe con mayúsculas es “Flamenco”.

Siempre busca ir más allá, poder contar el siguiente capítulo de su aventura personal, a ella le encanta el camino de la enseñanza, en el cual no deja de andar ni de investigar,

Comentó que la obra que presentará en Ibérica: “Espacio en blanco”, es muy literal el título, porque la realidad es literal, y todo lo subjetivo tiene que ver con las emociones de la persona; entonces, las palabras, los movimientos y la música son algo subjetivo que se escribe en una vida, un papel y un corazón en blanco. La búsqueda de un camino diferente le ha permitido encontrar cosas distintas dentro de lo que es su rubro, pero dese luego se ha permitido abrir otras puertas y cruzarlas, en este momento le era imprescindible hacerlo.

Hizo notar que hay presentaciones que le han marcado de forma notable, México le ha dado momentos trascendentales en su carrera profesional, estar en Bellas Artes fue uno de los más grandes sueños realizados en su vida, también fue espectacular haber actuado en el gran Teatro de La Habana, después se han generado momentos tan significativos en espacios muy pequeños e íntimos, que en realidad una importante vivencia artística puede ocurrir en cualquier lugar; pero sin duda, de los momentos que atesora con más cariño han sido ocurridos en México, una tierra que adora.

A la actividad de la sociedad queretana con respecto a este arte la percibe creciente, tanto al flamenco como a lo que le rodea, piensa que en México la danza española se siente y disfruta; y, en específico el flamenco se toma como propio, sobretodo en un lugar como PROART y en un festival como Ibérica, uno se da cuenta de como en el empeño está el logro, cuando alguien se decide con amor, voluntad y calidad en hacer llegar el mensaje del arte a las personas, la gente lo entiende, recibe y goza, para después buscarlo.

Si la niña María pudiese haber visto a la profesional en que se ha convertido no lo creería, no por status, sino porque cuando se inició en el flamenco, ella pensaba que había gente nacida para inventar pasos y gente que no, si alguien le hubiera dicho que llegaría a ser lo que es ahora, pensaría que sólo era fantasía.

Reconoció que Querétaro recibe al flamenco, al arte y a la danza de forma muy cálida; y, con respeto, este valor es uno de los aspectos más bellos que puede haber entre los seres humanos, afirmó la Mtra. Juncal