Un vistazo a la vida de Jesús Oswaldo Estrada Martínez

Por Belén Icoos Aquino Díaz

Jesús Oswaldo es un chico Sordo de 21 años, oriundo de Menchaca,  proveniente de una familia humilde y sencilla que ha sabido como apoyar a Jesús. Actualmente él está cursando el 6° cuatrimestre en la Licenciatura de Terapia Física en la Universidad Politécnica de Santa Rosa Jáuregui. Su historia es digna de contar y ser conocida, ya que, en su primer examen de certificación del español como segunda lengua, obtuvo el nivel B1. Dicho nivel es el requerido en los alumnos Sordos para su plena titulación.

¿Pero cómo fue esto posible?

A continuación, Jesús nos comparte su historia.

“Recuerdo que mi contacto con la lectoescritura en español inició en casa, más o menos desde los 9 a los 13 años. En ese entonces mis padres pegaban por toda la casa etiquetas con el nombre de todas las cosas para que yo aprendiera a memorizar e identificar cada objeto. Asimismo, mi madre compraba el periódico y a mí me interesaba leer noticias sobre deportes o accidentes, y si no extendía la nota le pregustaba a mi mamá, ella me explicaba el significando. Ella se comunicaba con voz y gestos conmigo para que yo entendiera. Lo que también hacia era ver películas con subtítulos en español, me esforzaba en leer y asociar los subtítulos con las imágenes de las películas. Estás actividades las hacía con frecuencia en casa y con ayuda de mi familia. Así cree mi hábito de estudio, mi gusto por aprender cosas nuevas y acostumbrar a mi cerebro a memorizar.

Cuando era pequeño aprendí muy poco español, entendía algunas palabras, pero me faltaba mucho vocabulario. Cuando entré a la Universidad Politécnica de Santa Rosa Jáuregui a estudiar la licenciatura en Terapia Física me di cuenta de que me faltaban muchas palabras por aprender. Aquí he mejorado mucho y me puedo comunicar por escrito con mis compañeros y profesores. He aprendido los sinónimos de muchas palabras, así como la gramática del español y vocabulario del área de la medicina. También he aprendido a tener la confianza de preguntar a mi intérprete y consultar al profesor cuando lo necesito.

Algo que me ha hecho esforzarme el doble es leer y entender libros sobre temas de Terapia Física. En ellos los conceptos son especializados. Me ha costado entenderlos y extraer información, pero no me importa, yo me seguiré esforzando al doble.

Para tener éxito en la universidad lo que más me ha ayudado es que tengo intérprete en todas las clases y sobre todo mi esfuerzo y los hábitos de estudio que desde niño mis papás me inculcaron. Hoy estoy muy emocionado por haber obtenido el nivel B1 de español. Seguiré estudiando y practicando porque mi próxima meta es alcanzar el nivel B2”.