“Exhorto a toda la sociedad civil organizada a manifestarse con respecto a la propuesta de Morena sobre la Revocación de Mandato, pues su iniciativa busca tener un mecanismo para perpetuarse en el poder y minar nuestra democracia” publica la diputada federal Ana Paola López Birlain. 

El día de hoy se discutirá en la Cámara de Diputados la iniciativa de Consulta Popular y Revocación de Mandato, y en entrevista antes de entrar a sesión la diputada federal Ana Paola López Birlain hace un llamado a la ciudadanía a manifestar su voluntad respecto a esta iniciativa, explicando claramente las implicaciones y motivos ocultos de la misma.

MORENA está usando dos figuras ciudadanas en un solo dictamen. Son dos formas democráticas que sirven para conocer el sentir de la ciudadanía, pero no significan lo mismo. Generar esta confusión, permite esconder sus verdaderos fines: pavimentar el camino a la reelección y despojar a los ciudadanos de las causas democráticas para elegir a los gobernantes.

Los diputados del Partido Acción Nacional reiteran que Consulta Ciudadana y Revocación de Mandato deben votarse en dos iniciativas diferentes y no en un solo dictamen como lo presenta la Comisión de Puntos Constitucionales.  Es así que votarán en contra del dictamen presentado por Morena.

En lo que respecta a la figura de Revocación de Mandato, los diputados de Acción Nacional quieren dejar claro que está figura es un derecho del ciudadano y no del gobernante y su utilización debe realizarse una vez que hayan transcurrido tres años del periodo constitucional del Presidente de la República. La iniciativa presentada por Morena pretende pavimentar el camino de la reelección del Presidente López Obrador desde el legislativo y busca que la popularidad del Presidente beneficie a sus candidatos en las elecciones.

Los diputados del Partido Acción Nacional  proponen que sea el Instituto Nacional Electoral el que convoque, organice y formule la pregunta con objetividad, ya que al ser un derecho ciudadano no debe de ser contaminado con fines partidistas. La etapa de difusión de la revocación deberá durar 30 días, en donde se suspenda la propaganda gubernamental y el uso de los recursos públicos, desde la convocatoria y hasta que concluya la jornada. La propuesta de MORENA establece que el objeto de la revocación es que la ciudadanía decida la permanencia del Presidente de la República, Acción Nacional propone con más precisión que la ciudadanía exprese si concluye o no el mandato por el que fue electo el Presidente. Además, un irreductible es que el proceso de Revocación de Mandato no pueda realizarse  junto con la elección intermedia federal.

En el caso de la Consulta Ciudadana, las  diferencias con el dictamen son parciales: 1a) Que la Consulta Popular sea convocada por el Congreso de la Unión a solicitud del Presidente de la República; 2a) Que con el 33 por ciento de los votos de cualquiera de las dos Cámaras legislativas, se pueda convocar a la Consulta. Y en la 3ª) nuestra propuesta es que sea vinculante cuando participe el 15 por ciento (no el 34 por ciento como lo propone MORENA) o más de los ciudadanos inscritos en la Lista Nacional de Electores. Y también es muy importante dejar establecido que en los años en que se celebren elecciones federales, no se podrán realizar la o las consultas.

Históricamente el Partido Acción Nacional ha sido el promotor de mecanismos de participación que empoderen a los ciudadanos como son las figuras de la Consulta Ciudadana y la Revocación de Mandato. En muchos gobiernos locales de extracción panista se han introducido estas figuras de la construcción democrática de los pueblos. Pero la iniciativa que presentó MORENA no solo no permite una genuina expresión de los ciudadanos, es una clara acción autoritaria, con la que se busca minar la democracia.

“Sufragio efectivo, no reelección” fue el lema de Madero que condensaba lo principal de su propuesta política: sus convicciones democráticas y la evidente realidad de que el  sistema reeleccionista estaba siendo un lastre para el país.